Andre Ward buscará ensuciar la pelea ante Sergey Kovalev

Ajustar Comentario Impresión

El norteamericano Ward no es el mismo, su mentalidad cambió a la del retador a la del titular defensor, el dueño de los cinturones AMB, OMB y FIB, algo que repite, ya que lo había logrado en la división de los Súper Medianos, 168 libras, donde juntó las fajas de la AMB, OMB, FIB y CMB, con un reinado que se extendió desde 2009 hasta el 2013, con seis defensas, antes de abrazar un retiro por problemas con la TV y sus entonces manejadores.

El combate fue complicado de anotar sin un claro dominador en los primeros asaltos.

Kovalev continuó persiguiendo a Ward, buscando el ataque ante el estadounidense que busca conectar un par de golpes fuertes en busca de arrebatarle el asalto nuevamente al ruso.

El triunfo por nocáut técnico también es una gran reivindicación para Ward, de 33 años, que dejó su marca invicta de 32-0, con 16 triunfos por la vía rápida, a pesar que no tiene fama de gran pegador. El púgil derribó el sábado a Sergey Kovalev en el octavo asalto, en una repetición de su combate por el cetro de los semipesados.

"Ellos nunca irán a mi país porque Andre Ward es un campeón localista".

"Les adelanté esta semana que solamente dos veces trabaje con Ward para conseguir el nocáut, la primera fue en el 2012 ante Chad Dawson y la segunda para esta noche", señaló Hunter. "Podría haber seguido peleando".

"No sé, no puedo explicar el final de la pelea", comentó Kovalev.

Para la pelea semifinal, el extraordinario peleador cubano Guillermo Rigondeaux detuvo la balanza en 121.5 libras por 122 del mexicano Moisés 'Chucky' Flores, de cara al pleito por la faja Supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo en poder de 'Rigo'. "Esta es una pelea para reafirmar lo que pasó en la anterior", dijo Ward a la prensa en días pasados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.