Adele visita a damnificados de incendio de Londres

Ajustar Comentario Impresión

La primera ministra británica Theresa May informó la apertura de una investigación pública sobre el incendio de un edificio de viviendas sociales de Londres, el cual dejó al menos 17 muertos, entre indicios de negligencias.

En una breve declaración a la BBC desde su residencia y despacho oficial de Downing Street, nada más regresar del lugar, May dijo que "es necesario asegurarse de que esta terrible tragedia se investiga adecuadamente" para poder llegar "al fondo" de lo sucedido.

Los medios locales británicos estiman que el número de muertes puede elevarse a 70.

Los vecinos habían denunciado en numerosas ocasiones que el edificio no estaba preparado para un incendio, y la velocidad a la que se propagó el fuego ha sido relacionada con un revestimiento instalado en una renovación en 2016 y que pudo haber actuado como una chimenea.

Por su parte, el líder del principal partido opositor, el laborista Jeremy Corbyn, se desplazó, por su parte, a las inmediaciones del edificio, donde se entrevistó con voluntarios que colaboran para ayudar a los afectados por el incendio. El edificio, que albergaba viviendas de protección social -ofrecidas a personas con pocos recursos- empezó a arder a las 00.15 GMT del miércoles, lo que provocó escenas de pánico, con residentes atrapados y otros que, desesperados, saltaban al vacío o arrojaban a sus bebés por las ventanas ante la perspectiva de una muerte segura.

Tras el atroz incendio que en cuestión de minutos envolvió en llamas a una torre de 24 pisos, la policía confirmó que 37 personas están hospitalizadas, de las cuales 17 se encuentran en estado crítico.

Aún hay 28 personas desaparecidas, entre ellas, una joven colombiana.

El comandante de los bomberos de Londres, Dany Cotton, declaró que sus efectivos llevarán a cabo una "búsqueda exhaustiva" y añadió que "será, obviamente, un proceso muy lento y doloroso". En una sesión especial en una de las salas anexas a la cámara principal del Palacio de Westminster, diputados de todos los partidos expusieron hoy sus interrogantes e inquietudes sobre el suceso. El suceso ha conmocionado a los ciudadanos de Londres y a los vecinos de la zona, que han aunado fuerzas para recaudar alimentos, ropa y todo tipo de utensilios de primera necesidad con el objetivo de aliviar la situación de las familias que lo han perdido todo.