Trump cambia la política de EE.UU. hacia Cuba iniciada por Obama

Ajustar Comentario Impresión

"Desafiamos a Cuba a venir a la mesa con un nuevo acuerdo que esté en un mejor interés con su pueblo y del pueblo norteamericano", dijo Trump emplazando al régimen de Castro a realizar elecciones libres para elegir a su Gobierno.

Además, el mandatario estadounidense instó al Gobierno cubano a liberar a "prisioneros políticos" para levantar las sanciones que pesan contra la isla, como el embargo que sufre desde hace 56 años.

Al restringir los viajes individuales de estadounidenses a Cuba, la nueva política también conlleva el riesgo de restringir una importante fuente de ingresos para el sector privado de la isla, al que la medida pretende apoyar. "Ustedes votaron por esa promesa y aquí estoy, como lo prometí", dijo Trump y logró una gran ovación.

Respecto a la política conocida coloquialmente como Pies Secos/Pies Mojados -que le permitía a los cubanos que tocaran tierra en Estados Unidos quedarse y eventualmente obtener su residencia legal en el país- esta no será restituida por Trump. "El régimen castrista ha enviado armas a Corea del Norte e incentivó el caos en Venezuela", añadió, refiriéndose a las protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, que desde el 1° de abril han dejado más de 70 muertos, más de1.000 heridos y 2.000 detenidos según cifras del Ministerio Público.

"Cancelo inmediatamente la negociación unilateral de la administración pasada con Cuba", dijo el presidente de Estados Unidos, argumentando que aligerar las restricciones solamente beneficiaba al régimen y no a los cubanos.

En tanto, el secretario de Estado, Rex tillerson, tendrá la tarea de convocar a un grupo de trabajo para expandir el servicio de internet en la isla y reforzará la postura de embargo ante la ONU para que atiendan las peticiones de EU a la isla como condición para reiniciar relaciones, entre ellas el cumplimiento de los derechos humanos.

"Cuba libre, soberana y socialista se respeta".