Los documentos que revelan la deuda millonaria de Donald Trump

Ajustar Comentario Impresión

Además, registró ganancias de 19,7 millones hasta mediados de abril por su hotel de lujo en Washington, abierto en septiembre último.

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró unos activos por valor de 1.400 millones de dólares y unos ingresos de 596,3 millones de dólares, según un informe de 98 páginas revelado hoy por la Oficina de Ética del Gobierno.

Aunque Trump no ha aceptado presentar su declaración de impuestos, el documento presentado por la dependencia de ética, muestra que sus ingresos son de al menos 594 millones de dólares.

El documento también informa que el Presidente tiene cinco deudas por encima de los 50 millones de dólares cada una, incluida una de 130 millones dólares a Deutsche Bank. No obstante, Trump no se desvinculó de sus activos, algo que es considerado una fuente de posible conflictos de intereses para el presidente.

La nueva información financiera de Trump adquiere relevancia porque él no ha cumplido con la larga tradición de los candidatos presidenciales y los mandatarios de hacer públicas sus declaraciones fiscales.

Tener una imagen exacta de sus intereses es especialmente relevante en su caso, pues es el primer presidente que no viene de la política sino de un imperio inmobiliario y de entretenimiento con ramificaciones por todo el mundo.

Trump mencionó pasivos por al menos 315 millones de dólares, casi la misma cantidad que en el informe anterior.

Valor total e ingresos.

La declaración también detalla que Trump ganó 7 millones de dólares por regalías de sus libros, incluido El arte de la negociación y 37.2 millones de dólares por su club privado Mar-a-Lago en Florida, además de 84 mil dólares por parte de una pensión del Sindicato de Actores de Estados Unidos. Trump se enfrenta a una demanda precisamente porque este tipo de ingresos pueden considerarse pagos de Gobierno extranjeros, que es anticonstitucional. Según la revista Fortune el valor de la fortuna del presidente se ha llegado a estimar en 4.000 millones, aunque el mismo Trump dijo en un momento que serían 10.000 millones. Esa cifra siempre ha estado bajo sospecha de estar exagerada, en parte por la propia historia del personaje.