La policía teme que haya más de 60 muertos — Incendio en Londres

Ajustar Comentario Impresión

Un total de 60 toneladas de donaciones -entre ropa, artículos de aseo, comida y utensilios de bebés- para las víctimas han sido registrados en la mezquita Al Manaar, cercana al edificio, según informó hoy la agencia de noticias PA. "No voy a enviar más bomberos dentro", dijo Cotton.

Alrededor de la 01:00 de la madrugada de este miércoles (hora de Londres), el fuego comenzó a abrasar la Torre Grenfell y se propagó rápidamente por las 24 plantas y sus 120 apartamentos.

La intérprete de "Hello" apareció por sorpresa durante la vigilia que se celebró para apoyar a las víctimas y sobrevivientes, y se la vio muy emocionada, con lágrimas en los ojos, abrazando y consolando a las personas que se encontraban en el lugar.

Residentes locales dicen que ha habido avisos repetidos sobre la seguridad del edificio, que recientemente fue sometido a una remodelación exterior por valor de 8,7 millones de libras, que incluyó revestimiento externo y nuevas ventanas. "No paraba de llorar, aunque es un profesional experimentado".

La primera ministra británica, Theresa May, ha dispuesto una investigación oficial sobre la tragedia a fin de llegar "al fondo" de lo ocurrido para que no vuelva a ocurrir. Se trató de una visita privada, donde no se permitió la presencia de periodistas.

Manifestantes protestaron hoy en el ayuntamiento de Kensington en Londres para exigir respuestas sobre el incendio del edificio residencial Grenfell en el que murieron al menos 30 personas.

En su declaración a la prensa, Cundy indicó también que la operación de búsqueda y rescate en el inmueble calcinado llevará "mucho tiempo" y que actualmente hay equipos especializados desplegados en el inmueble.

Pasado el mediodía de hoy, aún se percibía una columna de humo que salía de una de las alas de la torre en la que vivían al menos 600 personas.

Las personas exigen explicaciones sobre cómo las llamas pudieron envolver tan rápido a la construcción de 24 pisos, atrapando a muchos de los habitantes de la zona superior, junto con quejas de que no se hizo lo suficiente para asistir a quienes se quedaron sin hogar o no tienen información sobre personas aún desaparecidas. "Al príncipe Felipe y a mí nos gustaría rendir tributo a la valentía de los bomberos y de otros agentes de los servicios de emergencia que han arriesgado sus vidas para salvar a otras personas".