Investigan a Trump por posible obstrucción de justicia:Washington Post

Ajustar Comentario Impresión

"Ellos inventaron una colusión falsa con la historia de los rusos, encontraron cero pruebas, y ahora van por la obstrucción de la justicia en la historia falsa".

Hasta ahora la investigación que lleva acabo el FBI solo trataba de determinar si el equipo electoral de Trump trabajó en conjunto con Kremlin en la campaña de desprestigio lanzada contra la candidata demócrata Hillary Clinton.

Por su parte, el portal web informador.com, recordó que hace menos de una semana el ex director del FBI, James Comey, ofreció explosivas afirmaciones ante el comité de Inteligencia del Senado que investiga la trama rusa, donde sugirió que Trump habría intentado interferir en esa investigación.

Un abogado de Trump, Mark Corallo, atribuyó la filtración a fuentes del FBI, al reaccionar a la información en la que el diario, que cita fuentes oficiales, asegura que el fiscal especial de la pesquisa sobre la posible injerencia rusa en las elecciones de EU, Robert Mueller, investiga a Trump por posible obstrucción a la Justicia.

Gingrich, expresidente de la cámara baja cuya esposa aguarda la ratificación del Senado como embajadora ante el Vaticano, acusó a Mueller en varios mensajes por las redes sociales de dirigir una investigación tendenciosa con el objeto de provocar la caída de Trump.

El hecho de ampliar el campo de la investigación a una eventual obstrucción de justicia por Donald Trump representa "un giro mayor" a este caso, subraya el Washington Post, que afirma además que los investigadores están a la búsqueda de potenciales delitos financieros entre colaboradores del multimillonario republicano.

La NSA dijo en una declaración que "cooperará plenamente con el fiscal especial", y se negó a comentar más.

Daniel Coats, el actual director de Inteligencia nacional, el almirante Mike Rogers, jefe de la Agencia de Seguridad Nacional, y Richard Ledgett, diputado recientemente retirado, aceptaron ser entrevistados por los investigadores de Mueller esta semana, recordó The Washington Post. No se sabía si el FBI era la fuente de la información.

La investigación por obstrucción a la Justicia comenzó días después del despido de Comey, ocurrido el 9 de febrero, de acuerdo a fuentes con conocimiento del tema, dijo el Post.

Mueller encabeza la investigación tras ser designado por el fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, en el Departamento de Justicia, que supervisa al FBI. Pero esa eventualidad presionaría al Congreso, de mayoría republicana, para poner en marcha un procedimiento político de destitución ("impeachment") contra el mandatario.