Joven argentino se operó varias veces para ser "inhumano"

Ajustar Comentario Impresión

Luis Padron siempre ha tenido una obsesión por los personajes fantásticos de los cuentos de hadas, como ángel y duendes, hasta el punto de querer convertirse en uno de ellos.

Según recoge la prensa argentina, el joven ha gastado más de 30 mil dólares en cirugías plásticas para lucir como un verdadero elfo, una criatura fantástica de gran belleza y larga vida, presente en las historias de la mitología nórdica y germánica. Este suceso lo llevó a alejarse de sus compañeros y a no entablar relaciones con otros niños y "sumergirse en la lectura de historias llenas de fantasía".

En estas ha cambiado su nariz, el color de sus ojos, la mandíbula y ha aclarado el color de la piel de todo su cuerpo.

La obsesión de este joven habría comenzado en la escuela.

El propio Padron se autodenominó como "el príncipe de plástico" y logró lo que considera su propia percepción de la belleza y aseguró que desde su transformación la gente empezó a interesarse en él porque los consideran un "ser único".

Sin embargo, para Luis el cambio aún no termina, pues planea someterse a otras cirugías, como cortas sus orejas y darles forma de punta, afilar su mandíbula, levantar sus ojos para que luzcan como los de los gatos, quitarse 4 costillas y alargar sus huesos para lucir más alto. Su objetivo final es convertirse en un "ser inhumano, etéreo, hermoso y delicado".