Unos 'hackers' roban información de la base de datos de Odebrecht

Ajustar Comentario Impresión

Odebrecht está siendo investigada en el país por el pago de 59 millones de dólares en sobornos a funcionarios panameños entre 2010 y 2014, según el Departamento de Justicia de EE.UU.

Los investigadores de MCCI han solicitado formalmente "que al amparo de la reserva se entregue esta información" por parte de la fiscalía de Brasil, pero la decisión también limitará la divulgación de la información.

"Brasil ha puesto candados sobre el mayor caso de corrupción que se haya conocido en América Latina", lamentó Lizárraga.

Imponer un carácter confidencial a la información "es una decisión que impide el avance de las justicias en los países donde Odebrecht operó ilegalmente", dijo Lizárraga, autor de la investigación sobre la llamada Casa Blanca de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera.

Según la Fiscalía, ambos países van a "conformar un equipo de trabajo conjunto que permitirá que las delaciones, evidencias y documentos de la trama de corrupción de Odebrecht sean conocidos en toda su integridad por parte de la Fiscalía de Ecuador".

La Procuraduría General de Brasil anunció que los archivos que estaban por liberarse en las primeras horas de junio solo serán entregados a los países "que se comprometan a no actuar judicialmente en contra del propio consorcio y sus directivos", aun cuando esas personas repartieron 439 millones de dólares en sobornos en una docena de países.

Las pruebas fueron solicitadas por las fiscalías de Argentina, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela.

56 millones de dólares en activos aprehendidos: más de 22 millones en Suiza, 12,8 millones en Andorra, 13,9 millones en bancos panameños; así como 8 millones por un helicóptero aprehendido en México y un apartamento de lujo aprehendido en Madrid, España.

Una diferencia de fecha en la documentación proporcionada por Brasil a la República Dominicana en el caso de los sobornos de Odebrecht, creó hoy preocupación en amplios sectores de la sociedad, los cuales demandaban una explicación de la Procuraduría General de la República.

El acuerdo de cooperación que Brasil firmó con Odebrecht el 1 de diciembre preveía un plazo de sigilo de seis meses sobre la información relacionada con la actuación de la empresa en otros países. Suscríbete para mantenerte al tanto.