Fustiga a miembros de la OTAN por gasto en defensa

Ajustar Comentario Impresión

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, volvió a hacer evidente su nula experiencia diplomática durante la reunión de líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Por su parte, en el comunicado divulgado por la Casa Blanca, Trump enfatizó que "no hay una relación" que su Gobierno "estime más" que la "especial" que mantienen Estados Unidos y el Reino Unido.

Sin embargo, Trump no confirmó el compromiso estadounidense hacia la promesa de defensa mutua, al no mencionar directamente el artículo fundamental de la Alianza.

Por el contrario, Markovic agradeció a Trump por apoyar la inclusión de Montenegro a la OTAN, que tiene programado convertirse en el vigésimo noveno miembro de la alianza el próximo mes.

El episodio desató una oleada de mensajes en Twitter con la etiqueta #TrumpShove (empujón de Trump), la mayoría de condena por el comportamiento de "matón" de un presidente al que a menudo le cuesta ajustarse a las etiquetas y el protocolo.

Esta será la primera vez de Trump y del presidente francés, Emmanuel Macron, en una cumbre de este tipo.

"El futuro de la OTAN debe incluir un gran foco en terrorismo e inmigración, así como en las amenazas de Rusia y en sus fronteras oriental y meridionales", remarcó el mandatario estadounidense.

En un discurso en el que presentó una pieza del World Trade Center atacado en el 11-S, que se exhibirá en la nueva sede, el mandatario lamentó que 23 de los 28 aliados aún no paguen "lo que deberían estar pagando" en gasto militar, y evitó dar apoyo expreso al principio de defensa colectiva, eje de la Alianza.

Entrará OTAN en coalición La OTAN se unirá a la coalición internacional que lucha contra el grupo Estado Islámico, pero no librará una guerra contra los extremistas, dijo el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg.

La crítica iba dirigida especialmente a Canadá y a la mayoría de aliados europeos, los cuales invirtieron el 1,47% de su PBI en gasto militar en 2016, según estimaciones de la OTAN, aunque el conjunto de sus miembros aumentó el presupuesto en Defensa un 3,8%.