Investigación sobre Rusia debe "terminar con integridad" — Casa Blanca

Ajustar Comentario Impresión

El mandatario estaba sumamente enojado con el ahora ex director del organismo, James Comey, por no apoyar su idea de que Barack Obama había pinchado sus teléfonos durante la campaña.

El martes, el presidente Donald Trump provocó un verdadero terremoto político al despedir a Comey, alegando que la Casa Blanca estaba insatisfecha con la forma en que condujo una investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado. El vocero presidencial había señalado que Trump dio ese paso siguiendo el consejo de Sessions y las indicaciones de un memorando elaborado por su "número dos", Rod Rosenstein.

En una audiencia ante el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos, el director interino del Buró Federal de Investigaciones (FBI), Andrew McCabe, descartó que la investigación de supuestos vínculos entre la campaña del ahora presidente Donald Trump y el gobierno ruso sea un tema menor.

Trump le exigió a Comey "lealtad" cuando llegó en enero a la Casa Blanca, pero éste tan solo le ofreció "honestidad", algo que podría haberle costado el cargo este martes, según publicó este viernes el periódico The New York Times. Incluso tuvo palabras elogiosas hacia Comey: "Trabajar con él fue el mayor privilegio y honor de mi vida profesional", indicó.

"Lo dijo una vez durante una cena y dos veces en conversaciones telefónicas", aseveró Trump.

Las declaraciones del mandatario van en la dirección opuesta a las primeras informaciones emanadas de la Casa Blanca.

Sin embargo, Comey era responsable por una de las varias investigaciones que se llevan adelante sobre las alegadas tentativas de Rusia de influenciar en las elecciones presidenciales del año pasado, y si la campaña de Trump era parte de ese esfuerzo.

McCabe calificó la investigación de "altamente significativa" _al contrario de como la presenta la Casa Blanca_, y aseguró a los senadores de la Comisión de Inteligencia que la destitución de Comey no la afectará.

"El presidente ha alentado para que continúe la investigación".

"A James Comey más le vale que no haya cintas de nuestras conversaciones antes de que él empiece a filtrar a la prensa", aseguró Trump esta mañana en un críptico mensaje en la red de Twitter, que utiliza en ocasiones para airear sus frustraciones.