Donald Trump admitió que echar al jefe del FBI le quitó presión

Ajustar Comentario Impresión

Pero el hecho de que Comey fuera el rostro más visible de la pesquisa sobre los comicios pasados, la cual incluye, además, el tema de una presunta complicidad entre funcionarios rusos y el equipo de campaña de Trump, llevó a que numerosas voces se alzaran contra el jefe de Estado y lo acusaran de querer influenciar una investigación en su contra. "Estaba loco, verdaderamente le faltaba un tornillo", manifestó Trump en dicha reunión que se realizó en la Oficina Oval, de acuerdo con la versión del New York Times.

Los reportes, que se conocieron cuando Trump iniciaba su viaje hacia Arabia Saudita en su primera gira internacional como presidente de Estados Unidos, posiblemente prolongarán la crisis que ha atrapado a su Gobierno desde que el 9 de mayo despidió al exdirector del FBI, James Comey.

Burr destacó que el testimonio de Comey podría ayudar a esclarecer los recientes acontecimientos relacionados con la investigación sobre Rusia.

En paralelo, había enviado otra carta al actual director interino del FBI, Andrew McCabe, para que éste le entregue toda documentación elaborada por Comey en relación a comunicaciones con altos funcionarios de la Casa Blanca o el Departamento de Justicia.

El exdirector del FBI James Comey, cesado la semana pasada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, aceptó comparecer en una sesión pública ante el Comité de Inteligencia del Senado, que investiga los nexos de la campaña del magnate con Rusia, según informó hoy este organismo. "Estaba loco, un lunático", dijo Trump, según el Times, que citó una minuta con un resumen del encuentro que le leyó un funcionario no identificado.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, no desmintió el reporte periodístico. "Una vez más, la verdadera historia es que nuestra seguridad nacional ha sido socavada por el escape de conversaciones privadas y altamente clasificadas".

El despido de Comey suscitó una gran polémica, sobre todo en la oposición demócrata pero también en las filas republicanas, porque sucedió en plena investigación del FBI sobre la posible injerencia rusa en la campaña presidencial y sus vínculos con la campaña de Trump.

Los líderes de la comisión dijeron el viernes que la audiencia se realizará en algún momento después de un feriado del 29 de mayo.

O bien, ingresa usando LinkedIn.

.