Periódico de Brasil pide la renuncia del presidente Temer

Ajustar Comentario Impresión

En esta oportunidad, las revelaciones provienen de los directivos de la empresa JBS que, en un acuerdo de cooperación judicial confesaron que pagaron sobornos a Temer desde 2010.

En ellos se le escucha relatando diversas irregularidades, como que busca "favores" para su empresa en algunos ministerios, que está en contacto con fiscales que le informan sobre investigaciones o que soborna a un exdiputado preso por corrupción y cercano al gobernante para que no colabore con la justicia.

La reacción de Temer no es muy explícita a pesar de la gravedad y está lejos de sobresaltarse ante maniobras espurias, por lo que fue interpretado por analistas jurídicos como un apoyo implícito a las negociaciones por fuera de la ley.

Además aseguró que no tiene nada que ocultar y que probará su inocencia ante el Supremo Tribunal de Brasil.

El testimonio prestado por Batista ya ha sido homologado por la Corte Suprema y pudiera salpicar además a muchos otros políticos, tanto del arco oficialista como de la oposición.

El presidente Temer, de 76 años, se vio obligado este jueves a dar una conferencia nacional, negando todas las acusaciones y descartó de plano renunciar a su cargo.

Temer, junto a uno de los directivos de JBS.

El empresario brasileño cuya confesión de millonarios sobornos amenaza con derrumbar al Gobierno Temer ahora involucra también a los expresidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Lo que hacía la compañía JBS era beneficiarse de créditos del Banco de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Rousseff, por su parte, es objeto de un proceso penal por unos supuestos intentos de obstaculizar la acción de la Justicia en casos relacionados con la misma trama corrupta en la petrolera estatal.

Sao Paulo, 19 may (EFE).

El senador y excandidato presidencial Neves fue grabado hablando con el dueño y delator de la JBS, Joesley Batista, a quien le dijo que estaba negociando con Temer y el nuevo juez de la corte Alexandre de Moraes, que reemplazó al fallecido en un accidente de aviación Teori Zavascki, la designación de comisarios que puedan detener la Operación Lava Jato.

En caso de renuncia o caída por 'impeachment', Temer sería sustituido por un candidato elegido por elecciones indirectas, es decir, escogido por el Congreso brasileño, tras un período transitorio en el que asumiría la jefatura del Estado el presidente de la Cámara Baja, Rodrigo Maia, investigado también por corrupción en la Operación Lava Jato.