Denunciante sueca, "conmocionada", mantiene sus acusaciones de violación contra Assange

Ajustar Comentario Impresión

No obstante, la policía británica advirtió que Assange será detenido si sale de la embajada de Ecuador por haber violado su libertad condicional cuando se refugió ahí, un delito susceptible de ser castigado con un año de cárcel.

Le siguieron cientos de miles de documentos oficiales confidenciales, desde mensajes militares a cables de embajadas, a veces ridiculizando a mandatarios locales.

Ante dicha resolución, Assange aseguró en Twitter que no está dispuesto a olvidar ni a perdonar los siete años que lleva refugiado.

"Mientras temamos que se trate de un caso de persecución política, mientras temamos por la integridad y los derechos humanos de Julian Assange, continuaremos con nuestra política de ofrecerle asilo", dijo el canciller Guillaume Long en una entrevista telefónica con Reuters. "No perdono ni olvido", afirmó el periodista australiano en su cuenta de Twitter.

Samuelson cree que esa decisión obedece a las respuestas facilitadas por Assange en el interrogatorio realizado en noviembre en Londres ante el fiscal ecuatoriano Wilson Toainga, siguiendo un cuestionario elaborado por Suecia, y a que Estados Unidos ha admitido ahora que podría presentar cargos contra aquel por la información clasificada difundida por WikiLeaks.

"No estamos haciendo una declaración sobre su culpabilidad", dijo Ny, quien añadió que la investigación podría reabrirse si Assange viaja a Suecia antes del plazo de prescripción de la acusación de violación, en 2020.

Scotland Yard señaló, en un comunicado, que está obligado a cumplir con la orden de arresto emitida en su día por la Corte de Magistrados de Londres, en virtud de la solicitud de extradición de Suecia, y que todavía está vigente. La orden de arresto europea contra el señor Assange ya no tiene validez. Hecho que fue conducido por un fiscal ecuatoriano, pero con preguntas formulados previamente por la Fiscalía de Suecia. Sin embargo, el mismo agrega que en vista de que Assange ya no es requerido por un delito "de mayor gravedad", mantendrá fuera de la embajada de Ecuador una cantidad de oficiales proporcional al delito por el que se le requiere.

Assange dijo estar preparado para conversar con Gran Bretaña y Estados Unidos, pero defendió su derecho a permanecer en la embajada de Ecuador en Londres.