Trump denuncia la "caza de bruja" más grande de EE.UU

Ajustar Comentario Impresión

El nombramiento de Mueller tuvo lugar una semana después de que Trump destituyó al hasta entonces director del FBI, James Comey, siguiendo las recomendaciones del fiscal general Jeff Sessions y del fiscal general adjunto, Rod Rosenstein. "Y creo que tenemos que hacer cosas muy importantes ahora, como tratados comerciales, o asuntos militares", apuntó Trump.

"No hubo connivencia mía y de mi campaña, pero solo puedo hablar por mí", afirmó en una conferencia de prensa con su invitado el presidente de Colombia Juan Manuel Santos.

En declaraciones a periodistas, el gobernante dijo también que se trata de "una pura excusa para los demócratas" por haber perdido las elecciones, por lo que deseó que la investigación "avance rápido" para mostrar "unidad" al resto del mundo.

"Incluso mis enemigos han dicho que no hay colusión".

Precisamente hoy, Rosenstein informará al Senado en una reunión a puerta cerrada sobre la polémica decisión de Trump de despedir a Comey.

The Globe and Mail describe a Trump como un presidente que "miente constantemente, inventa acusaciones insostenibles y que constantemente se contradice a sí mismo", además de contratar a miembros de su familia en puestos clave de la Casa Blanca.

Sin embargo, el propio Trump lo desmintió a sus portavoces en una entrevista posterior al asegurar que Comey había perdido la confianza de su agencia y que ya tenía decidido sacarlo del cargo independientemente de los consejos del Departamento de Justicia.

Estos contactos forman parte del registro que revisan investigadores del FBI y el Congreso, quienes investigan la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales estadounidenses.

Si la investigación del fiscal especial comprueba que el presidente intentó obstruir a la justicia, Muller podría poner en una situación bastante complicada al presidente Trump.

La crisis en el Gobierno de Donald Trump se ha profundizado en vísperas de que este viernes emprenda su primera gira internacional.

Las conversaciones entre Flynn y Kislyak se aceleraron después de la votación del 8 de noviembre mientras los dos discutían la creación de un canal extraoficial para la comunicación entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, que pudiera sortear la burocracia de seguridad nacional de Estados Unidos.