Trump asegura que enfrenta "la mayor cacería de brujas"

Ajustar Comentario Impresión

"Aquí no tenemos nada que comentar ya que es un asunto interno de Estados Unidos", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, citado por la agencia rusa de noticias Sputnik.

Por su parte, el portavoz de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, insistió en que los republicanos, que controlan ambas cámaras del Congreso, no veían que su agenda legislativa estuviera atascada, pero la controversia envolvió a Washington.

Los medios de comunicación norteamericanos han denunciado que Donald Trump le pidió a James Comey, ex director delFBI, que cerrará una investigación sobre los vínculos de Michael Flynn, su ex asesor de Seguridad, con Rusia.

"A diferencia del caso Watergate no hay evidencias de que el presidente haya ordenado a testigos que mientan, destruyan evidencia o traten de impedir que los agentes del FBI realicen su trabajo", dijo John Yoo, profesor de derecho de la Universidad de California, Berkeley.

El subsecretario de Justicia Rod Rosenstein, que ha enfrentado duras críticas por redactar un memorándum que precedió al despido de James Comey como director del FBI la semana pasada, manifestó en un comunicado que el nombramiento de Mueller era "necesario para que el pueblo estadounidense tenga total confianza en el desenlace".

Asesores de la campaña del ahora presidente Donald Trump mantuvieron contacto con las autoridades rusas y el Kremlin en al menos 18 oportunidades durante los últimos siete meses de las elecciones presidenciales de 2016.

El escándalo sobre el supuesto pedido de Trump a Comey para que se olvide de Flynn es de tal magnitud que momentáneamente dejó de lado otra controversia que atormenta a la Casa Blanca desde hace varios días.

Por su parte, los líderes del Comité de Inteligencia del Senado pidieron al FBI que entregue esos documentos en los que Comey detalló las conversaciones que tuvo con la Casa Blanca y el Departamento de Justicia sobre las investigaciones del FBI en Rusia.

El presidente describió hoy por la mañana en Twitter la investigación sobre la posible colusión rusa con su grupo de campaña como "la mayor cacería de brujas individual" de la historia política.