TLCAN debe seguir siendo una plataforma trilateral: Videgaray

Ajustar Comentario Impresión

La renegociación del TLCAN es una de las grandes promesas presidenciales de Trump, quien aseguró regresaría los empleos a los obreros.

Este acto fue realizado por Robert Lighthizer, jefe de Comercio estadounidense, que será la cabeza del equipo de renegociación.

El representante comercial dijo que "si bien la economía y las empresas han cambiado considerablemente, el TLCAN no lo ha hecho".

"Estamos comprometidos a concluir estas negociaciones con resultados oportunos y sustantivos para los consumidores, negocios, granjeros, rancheros y trabajadores", declaró Lighthizer.

Freeland fue puntual ante los legisladores: "Nuestra mentalidad es un acuerdo trilateral - las tres partes deben estar en la mesa".

"Esperamos iniciar las negociaciones con Canadá y México lo antes posible, pero no con antelación a los 90 días de la fecha de esta carta", indicó la misiva firmada por Lighthizer.

La carta de notificación fue dirigida al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, al presidente del Comité de Finanzas del Senado, Orrin Hatch, al líder demócrata del Senado, Charles Schumer, y a la líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

De inmediato, el gobierno de México saludó la acción de la administración Trump y la consideró como un "paso importante" del proceso doméstico de Estados Unidos para modernizar el acuerdo, en vigor desde el primero de enero de 1994.

"México reafirma su voluntad de actualizar el TLCAN para hacer frente a los retos del siglo XXI", dijo la Secretaría de Economía en un comunicado.

Las empresas ven menos probable que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) colapse y las grandes firmas estadounidenses establecidas en México están comprometidas a seguir invirtiendo en el país, dijo el miércoles el jefe de una asociación de empresas internacionales.

"Era muy irrespetuoso dejar el TLCAN sin dar una oportunidad a México y Canadá de llegar a un trato más justo", declaró Trump aclarando que su declaración sobre abandonar el tratado no era broma.