Temer: "No renunciaré; repito, no renunciaré"

Ajustar Comentario Impresión

El magistrado Edson Fachin, instructor del caso Petrobras en el Supremo, ha dado luz verde a la petición realizada por la Procuraduría General de la República, por lo que Temer pasa a ser formalmente investigado en el marco de la operación Lava Jato.

Entre los sectores más representativos de Brasil ya se habla exigir que Michel Temer renuncie.

En la grabación quedó al descubierto cómo el presidente da su aprobación para coimear a Cunha a cambio de su silencio en la megacausa de corrupción política Lava Jato.

"No renunciaré", proclamó Michel Temer, en su conferencia de prensa de esta tarde.

En un breve pero contundente mensaje, el presidente de Brasil, Michel Temer, dijo este no renunciará a su cargo y que se someterá a la investigación que lleva adelante el Tribunal Supremo de ese país.

"Vivimos esta semana el mejor y el peor momento del gobierno", comentó el mandatario, y citó datos del crecimiento económico y la inflación. "Ayer, luego de esta revelación, de estas grabaciones clandestinas, vuelve el fantasma de la crisis política de proporciones todavía no dimensionadas". "No dimitiré, sé lo que hice", ha alegado Temer en una comparecencia en la que ha reclamado una investigación exhaustiva y rápida sobre las sospechas que se ciernen sobre él. Como había hecho la víspera mediante una nota oficial, Temer negó hoy que haya consentido algún tipo de soborno para alguien. "Quiero asegurar enfáticamente que la investigación que pidió el supremo tribunal federal es el territorio donde van a surgir todas las explicaciones".

Pese al discurso firme de Temer, en el país se comenzó a debatir este jueves abierta y públicamente sobre la posibilidad de su renuncia o incluso de que sea sometido a un proceso de destitución.

Freire presentó su dimisión horas después de que el ministro de Ciudades, Bruno Araújo, abandonara el Gobierno de Temer en disconformidad con las acusaciones sobre el mandatario.

El pronunciamiento más duro lo hizo el expresidente Fernando Henrique Cardoso, uno de los líderes más respetados del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), un pilar fundamental en la base de Temer.