Santos no tiene "la menor duda" que respaldo bipartidista de EEUU continuará

Ajustar Comentario Impresión

El mandatario norteamericano precisaba así unas declaraciones previas de Santos en las que este apuntaba que la mejor manera de hacer frente al tráfico ilegal de personas y drogas "es la colaboración y el trabajo conjunto", sin criticar de manera explícita la construcción de este muro. "Colombia ha estado haciendo grandes avances, pero estamos trabajando para acabar con las drogas, porque tenemos un problema con las drogas, un gran problema con las drogas", dijo Trump al inicio de su reunión con Santos en el Despacho Oval.

Los mandatarios van a tener una conversación que gira en torno a ocho puntos o asuntos importantes para los dos países y su cooperación bilateral.

Esa, junto a la proliferación de bandas criminales y grupos narcotraficantes en aquellos lugares que estaban ocupados por los guerrilleros, es una de las claves a las que se tendrá que enfrentar el Gobierno de Santos para convencer a la Administración Trump sobre la necesidad de continuar apoyando económicamente a su país. "Pero el crimen trasnacional no se limita a drogas o narcóticos", alertó.

El Jefe del Estado puso de relieve las buenas relaciones comerciales que históricamente han mantenido Colombia y Estados Unidos, así como la cooperación bilateral en materia de seguridad. Este es un proyecto para el futuro de nuestro país.

Hace apenas unas semanas, el Congreso estadounidense aprobó los fondos requeridos para el Paz Colombia por el expresidente Barack Obama (2009-2017), unos 450 millones de dólares entre partidas diplomáticas y de Defensa, sin embargo, las intenciones de Trump de recortar de forma masiva los fondos para ayuda exterior auguran menos dinero de Washington para las arcas del posconflicto en el próximo año fiscal.

El mandatario colombiano se reunió primero con el presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, así como con otros representantes de ese hemiciclo, para después encontrarse con el líder de la Cámara alta, Mitch McConnell, y otros senadores republicanos y demócratas.

"Ayúdennos a garantizar la implementación de la paz para asegurarnos de que la justicia prevalezca (...) Ahora bien, no les mentiré, con las elecciones presidenciales que se avecinan en Colombia será un año de mucha controversia, y el acuerdo de paz es susceptible de convertirse -otra vez- en el caballo de batalla de diferentes campañas políticas", expresó el Presidente. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.