Protestan por impunidad en asesinatos a periodistas

Ajustar Comentario Impresión

También medios radiofónicos reportaron movilizaciones en varias localidades del país.

"#Nos están matando" y "No al silencio" fueron los mensajes que lanzaron hoy un grupo de periodistas frente al monumento del Ángel de la Independencia de la Ciudad de México, sobre las 08.00 hora local (13.00 GMT).

"La continua ola de asesinatos y ataques selectivos contra periodistas en México, plantea serias preocupaciones", expresó la embajada en un comunicado.

Aguilar denunció falta de seguridad para el desempeño del trabajo, también malas condiciones laborales en el sector y, de parte del Estado, una "gran simulación" a la hora de garantizar la seguridad de los reporteros.

Ante el Ejecutivo estatal, los manifestantes le recriminaron la ola de violencia que azota la entidad, con más de 600 muertes violentas, entre ellas, las de juristas, maestros y ahora la del periodista y escritor, Javier Valdez Cárdenas.

"Los cobardes asesinatos de Javier Valdez Cárdenas, en Culiacán, Sinaloa, periodista del semanario Río Doce y corresponsal de La Jornada; así como de la subdirectora del semanario El Costeño, Sonia Córdova, de Autlán, Jalisco y de su hijo, ocurridos este lunes, se suman a los hechos violentos y sangrientos contra los comunicadores en México".

Además, se conformarán "mapas estatales de riesgo y agresión a periodistas con base en el mecanismo federal" y se trabajará en un protocolo unificado para proteger y dar atención a víctimas de estos delitos, siempre dando cumplimiento a la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) al respecto, agregó Mancera.

Ricardo Monlui Cabrera, director del diario El Político de Xalapa, El Político de Córdoba y el portal www.elpolitico.com.mx, de Veracruz, fue ultimado el 19 de marzo y Cecilio Pineda, colaborador de los diarios La Voz de Tierra Caliente y El Universal, entre otros medios de Ciudad de Altamirano, Guerrero, corrió igual suerte el 2 de marzo.

Filiberto Álvarez, asesinado en Tlaquitenando, Morelos al salir de su programa de radio el pasado 2 de mayo. Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, sólo envío un tuit haciendo referencia a la muerte del periodista.

Afirmaron que los comunicadores comprometidos con el Estado, ejercen su actividad en un contexto de "total" impunidad oficial hacia cualquier agresión y sin garantías que salvaguarden su labor debilitando aun más la llamada libertad de expresión.