"Mi compromiso es con Brasil, no renuncio" — Temer

Ajustar Comentario Impresión

"¿Puedo hablar de todo con él?".

"Frente a la gravedad del escenario y con la responsabilidad de no dejar que Brasil se sumerja en lo imponderable, sólo nos resta la renuncia del presidente", declaró el senador Ronaldo Caiado, del partido Demócrata, que integra la coalición de Gobierno. "Exijo una investigación plena y muy rápida", dijo Temer, en un rápido pronunciamiento televisado desde el Palacio del Planalto, sede de la presidencia de Brasil.

"Vivimos esta semana el mejor y el peor momento del gobierno", comentó el mandatario, y citó datos del crecimiento económico y la inflación.

Al menos tres legisladores ya presentaron pedidos de 'impeachment' y varios partidos, incluyendo algunos que votaron por la destitución de Rousseff, se aprestan a pedir el mismo tratamiento contra Temer, que se propone entregar el mandato a quien gane las presidenciales de octubre de 2018.

En fuentes políticas se afirma que al menos otros siete de los 28 ministros de Temer pudieran renunciar en los próximos días, lo que reduciría sensiblemente la base parlamentaria en que se respalda el mandatario para llevar adelante sus polémicas y liberales reformas estructurales.

OGlobo consiguió el documento histórico en el cual pueden verse las escenas en que ejecutivos de JBS -con la autorización de la Procuración General de la República y la Policía Federal- pagan los sobornos al diputado Rodrigo Rocha Loures (PMDB-PR) y al primo de Neves, Frederico Pacheco de Medeiros.

El Tribunal Supremo de aquel país autorizó una investigación contra el Jefe de Estado, quien manifestó que "nunca compró el silencio de nadie" y que "no renunciará a su cargo".

Temer: Tiene que mantener eso, ¿vio?

Manifestaciones fueron convocadas para los próximos días tanto por la derecha como la izquierda.

JBS y sus corruptores convertidos en delatores enfrentan sospechas gravísimas en el mercado financiero: el diario O Globo dijo que se investiga al compra de mil millones de dólares ayer en el mercado de cambio, justamente en coincidencia con la divulgación de las conversaciones. El escenario frágil de la dinámica de la crisis brasileña, que se reproduce como un juego de muñecas rusas, continúa impredecible, sobre todo porque ahora la Operación Lava Jato no ofrece apenas delaciones, sino también micrófonos ocultos.