La Rosaleda, tierra hostil para el Real Madrid

Ajustar Comentario Impresión

El astro portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, se mostró feliz este miércoles tras golear 4-1 al Celta en Liga y advirtió que irán "a ganar" al Málaga en la última jornada del campeonato, pese a que un empate les bastaría para ser campeones. Los blancos sumaron tres importantes puntos ante el Celta en el partido aplazado de la jornada 21, recuperaron el liderato y siguen dependiendo de sí mismos para lograr el domingo el título en la última jornada. "Estamos contentos con los tres puntos pero tenemos que jugar otro partido que va a ser igual de difícil o más".

Los blancos salieron al campo a controlar el balón, frente a un Celta que entró presionando mucho arriba tratando de entorpecer el juego merengue, pero sin demasiado éxito. Espectacular pase entre líneas de Isco y aún mejor la carrera y definición con la izquierda de Cristiano Ronaldo ante Sergio en el mano a mano. El Madrid volvería a marcar tras una recuperación de Danilo que Isco corrió y luchó a los golpes celtiñas, luego asistió a Cristiano que volvería anotar para colocar el 0-2. El primero aún con problemas en las costillas y el segundo esperando que el Comité de Competición le quite la tarjeta con la que cumple ciclo. El partido fue haciéndose más bronco con le expulsiones de Aspas y Marcucci, atravesando un momento de ida y vuelta, donde tras avisar Wass con un disparo solo ante Keylor, que detuvo el portero echándose abajo (67), llegó el gol de Guidetti.

Pero, sin tiempo para celebrarlo para los locales, Karim Benzema se encargó de volver a poner tierra de por medio (70), permitiendo al Real Madrid encarar con tranquilidad los últimos diez minutos de partidos.