La investigación que sacude políticamente a Brasil — Patmos

Ajustar Comentario Impresión

La renuncia de Temer es exigida desde este miércoles por toda la oposición, pero esa demanda tuvo hoy la adhesión de importantes e influyentes sectores del oficialismo.

"Siempre honré mi nombre", agregó Temer, en referencia a una grabación realizada por el empresario Joesley Batista, de la empresa JBS, en la que el mandatario le incita supuestamente a continuar pagando propina a Eduardo Cunha, expresidente del Congreso condenado a 15 años de cárcel por corrupción.

Si Michel Temer renuncia o es destituido, el Congreso elegirá a la persona que deberá culminar el periodo que inició en 2015Dilma Rousseff, quien fue destituida.

El presidente de Brasil brindó una conferencia de prensa en la que anunció que no renunciará, negó estar implicado en los hechos de corrupción y exigió una explicación a la Justicia. El ministro Edson Fachin, del tribunal de alzada, dio vía libre a un proceso contra Temer por entender que hay indicios sobre su complicidad con los dueños del frigorífico JBS para comprar el silencio del preso Eduardo Cunha.

Un pronunciamiento del presidente al país es aguardado para la tarde de este jueves.

"Quiero dejar muy claro que mi Gobierno vivió en esta semana su mejor y su peor momento", dijo el mandatario, quien en el primer caso citó "la caída de los indicadores de la inflación, los números del retorno del crecimiento económico y la generación de empleo, con esperanza de días mejores".

"La revelación de la conversación grabada de manera clandestina trajo de nuevo el fantasma de la crisis política en proporciones no determinadas, no podemos tirar a la basura tanto trabajo hecho por el país".

Los inversores, que habían apostado que las medidas adoptadas por Temer revirtieran el mal estado de la economía, observan con inquietud cómo será el comportamiento del mercado este viernes.

"No preciso de cargo público ni de foro especial", "no tengo nada que esconder" y "por eso registro enfáticamente que la investigación pedida por la Corte Suprema será el territorio en que demostraré mi inocencia", declaró visiblemente molesto.

Ayer, miles de personas salieron a la calle para pedir la renunica del Presidente.

En la delación de Joesley apareció, también, el líder del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y excandidato presidencial derrotado en 2014, Aécio Neves, quien fue grabado pidiendo al empresario dos millones de reales (más de 600 000 dólares) para cubrir los gastos de su defensa en la operación Lava Jato.