Trump espera designar "rápido" a un nuevo director del FBI

Ajustar Comentario Impresión

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, buscó apaciguar el tono del debate, afirmando este viernes que el mensaje de Trump "no es una amenaza", sino que se propone evitar "que se comparta información que no está autorizada a ser puesta en dominio público".

"Si hay una cinta, no hay nada de que preocuparse", aseguró la fuente a CNN, mientras que otra indicó a la cadena NBC que "ojalá haya cintas".

Esa advertencia podría sugerir que el presidente tiene pruebas de que Comey le dijo que no estaba siendo investigado en el caso de la injerencia rusa en las elecciones, algo que hubiese sido una violación del código de conducta del Departamento de Justicia y del FBI.

A consecuencia de ello, el gabinete de prensa se vio obligado a cambiar hasta en tres ocasiones sus explicaciones sobre cómo había llegado Trump a la decisión de prescindir de Comey, que dirigía una investigación sobre las conexiones del equipo de Trump con Moscú durante su campaña electoral.

"James Comey espero que no haya 'grabaciones' de nuestras conversaciones antes de que él las empiece a filtrar a la prensa", escribió Trump en su cuenta de la red social Twitter.

Clapper también se refirió a uno de los tuits de esta mañana en los que Trump asegura que hasta él, abiertamente crítico con el nuevo mandatario, "dijo que no había colusión" en la "caza de brujas" sobre los contactos y posible coordinación de su campaña con Rusia para inclinar las elecciones a favor del republicano.

"Tomen la palabra 'imposible' como nada más que motivación (.) Disfruten la oportunidad de ser un outsider (ajeno al sistema)", pidió a los estudiantes Trump, quien no abordó en su intervención la crisis abierta esta semana por su decisión de despedir de manera fulminante al ya exdirector del FBI James Comey.

En su primer discurso a los graduados desde que asumió el cargo, el presidente Donald Trump exhortó el sábado a los alumnos de una universidad cristiana a seguir sus convicciones, pero también a estar dispuestos a defenderse de las críticas de otros que no tuvieron la valentía de hacer lo correcto.

Sin embargo, este viernes, el presidente volvió a sorprender al amenazar a Comey para que no hable y no se le ocurra filtrar a la prensa las conversaciones que mantuvo con él.

Trump despidió este martes a Comey alegando su supuesto mal manejo de la investigación contra Hillary Clinton por el uso de cuentas privadas de correo electrónico cuando era secretaria de Estado para comunicaciones con información confidencial. Trump dijo que era él quien le había preguntado a Comey si era o no un sujeto de la investigación y que el director había respondido rápidamente que no lo era. "A continuación, amenazó: "¿Quizá lo mejor sería cancelar todas las ruedas de prensa en el futuro y difundir nuestras respuestas por escrito, en aras de la precisión?".