Putin pide dejar de intimidar a norcorea y llama a solución pacífica

Ajustar Comentario Impresión

La prueba realizada con el nuevo misil, fue considerada como una amenaza a la seguridad y la paz internacional.

El Consejo ha condenado en repetidas ocasiones a Corea del Norte por sus pruebas de misiles, pero los diplomáticos dijeron que esta vez Estados Unidos busca endurecer el lenguaje para enviar un firme mensaje a Pyongyang.

"Realizaremos pruebas de misiles intercontinentales en cualquier momento y en cualquier lugar, de acuerdo con las decisiones tomadas por nuestro liderazgo central", dijo este lunes el embajador de Corea del Norte en China, Ji Jae-ryong en una rueda de prensa improvisada en la embajada del país en Beijing.

El régimen de Kim Jong-un informó a través de su agencia de noticias KCNA que el misil lanzado en la víspera es un nuevo proyectil de "medio largo alcance" bautizado Hwasong 12 que es capaz de llevar una ojiva nuclear "de gran tamaño".

¿Hay territorio estadounidense en el rango de alcance?

El misil realizó la trayectoria prevista, alcanzando una altura de 2.111,5 kilómetros y cayendo a 787 kilómetros de distancia del punto de lanzamiento, "precisamente donde se quería", agrega la agencia oficial norcoreana.

Corea del Norte aseguró haber probado con éxito el domingo un nuevo tipo de misil, que según algunos analistas occidentales, podría ser capaz de alcanzar bases estadounidenses en el Pacífico.

También considera que con el Hwasong 12 Corea del Norte ya tiene la base perfecta para desarrollar un ICBM.

Tras el lanzamiento, Putin y su colega chino, Xi Jinping, mostraron su "preocupación" respecto al aumento de la tensión en la península coreana, pero llamaron a la moderación. El mandatario ruso instó a todas las partes a "encontrar soluciones pacíficas". Esa localización suscitó un comentario sardónico de la Casa Blanca, que en un comunicado de reacción al lanzamiento indicó que el presidente Donald Trump "no puede imaginar que Rusia esté muy complacida".

Rusia reclamó las presiones de EU hacia Corea del Norte y exigió se deje de "intimidar" a Pyongyang. El padre de Kim Jong-un, Kim Jong-il, fue a Moscú en una visita de Estado durante su gobierno en el 2011, y Putin visitó Pyongyang en el año 2000.

La agencia KCNA publicó las opiniones de Kim Jung en relación a la estrategia militar norteamericana la cual describió como "cobarde y fanfarrón estilo militar americano de intimidar sólo a los países débiles o a quienes no tienen armas nucleares".

Tras el ensayo, Estados Unidos y Japón pidieron convocar una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunirá este martes para debatir sobre la más reciente acción desafiante por parte de Pyongyang.