Trump Amenaza con Cancelar las Ruedas de Prensa de la Casa Blanca

Ajustar Comentario Impresión

El exdirector del FBI James Comey no se presentará la semana próxima ante un panel del Senado estadounidense para discutir la investigación sobre los presuntos lazos entre la campaña del presidente Donald Trump y Rusia.El exdirector del FBI James Comey rechazó la invitación del Comité de Inteligencia del Senado estadounidense para testificar ante sus miembros la próxima semana, según indicaron hoy (12.05.2017) fuentes del Congreso a medios estadounidenses.

La advertencia del mandatario a su despedido director del FBI, James Comey, propiciaron nuevas acusaciones de intromisión en una pesquisa sobre las denuncias de que hubo colaboración el año pasado entre Rusia y el equipo de la campaña presidencial de Trump.

Trump no quiso confirmar si tiene grabaciones de las conversaciones que mantuvo con Comey, al ser preguntado por el tuit que envió unas horas antes, en el que dijo que "más le valía" al exdirector del FBI que no hubiera "cintas" de esas charlas "antes de que él empiece a filtrar a la prensa" su versión de los hechos.

Ayer, medios como The New York Times reportaron que una cena en la que supuestamente Comey le aseguró a Trump que no estaba siendo investigado, no fue como el presidente la describió.

La Casa Blanca insistió en que el despido se debió a unas recomendaciones de Rosenstein en relación a la manera en la que Comey gestionó la investigación sobre el manejo de los correos electrónicos de Hillary Clinton, rival demócrata en las presidenciales de Trump, cuando era secretaria de Estado, consignó la agencia EFE.

"El presidente tiene ahora la oportunidad de limpiar el desorden creado por él principalmente", dijo Graham.

Clapper dijo que los próceres de la independencia estadounidense crearon tres poderes independientes con controles y contrapesos pero que con Donald Trump como presidente se les está "erosionando".

La versión, publicada por la cadena CNN, de que la verdadera razón tras el despido de Comey fue que se negó a jurar lealtad personal a Trump cuando éste se lo solicitó durante una cena, poco después de asumir el cargo, desató aún más indignación y reclamos de que Trump se vaya.

"Quizá la mejor cosa que podríamos hacer es cancelar todas las futuras 'conferencias de prensa´ y entregar declaraciones escritas con nuestras respuesta en defensa de alguna precisión?", cuestionó. El presidente hizo las declaraciones mientras iba camino a Lynchburg, Virginia, donde daría el discurso de graduación en la Liberty University. "Todo depende de cómo definas la lealtad", añadió Trump.

Si todos ahora hablan de la investigación de los posibles vínculos de su campaña con el Gobierno ruso, para Trump el auténtico escándalo es el supuesto seguimiento al que le sometió su antecesor, Barack Obama, durante la campaña.

El despido fulminante de Comey, anunciado el martes, ha provocado una crisis sin precedentes en el Gobierno de Trump, sobre todo por las contradicciones de la Casa Blanca al explicar la decisión del mandatario y las supuestas grabaciones de conversaciones privadas entre el magnate y el entonces jefe del FBI.