Saúl Canelo Álvarez proclama: "Ahora que venga Golovkin"

Ajustar Comentario Impresión

Además, Chávez llegaba con la ventaja de ser más alto que su rival, y más pesado al momento de la pelea, pero de muy poco le sirvió. Eso fue clave en la pelea. No pude usar toda mi fortaleza.

"La preparación nos dio la ilusión de aspirar a la victoria contra un peleador de gran calidad como lo es 'Canelo'", que todo el mundo quisiera pelear con él y ganarle y nosotros no somos la excepción", dijo Beristáin.

En su colaboración para el espacio de "En Fórmula con Enrique Muñoz", comentó que en este combate, decepcionó principalmente Julio César Chávez Jr. y "Canelo" Álvarez se llevó todos rounds, con 108 de los 120 puntos de los jueces.

Narrar todo lo que sucedió en los 12 asaltos se puede resumir en lo que se había dado hasta el quinto cuando Álvarez siguió colocando su directo con una mezcla perfecta de combinaciones que no tenían respuesta por parte de su rival, temeroso en todo lo que hacía y convencido que iba a perder por lo que se limitó a echarle valor. Julio César, en cambio, se mostró muy pasivo en los doce rounds del combate.

La estrategia de Chávez Jr fue errónea desde un principio.

Pero lo más importante, que de acuerdo a su promotor, Oscar De La Hoya, el próximo 16 de septiembre ya tiene firmada la pelea para que se enfrente al invicto kazako Gennady Golovkin, campeón del peso mediano en tres organizaciones mundiales, título que expondrá ante el rey indiscutible del boxeo mexicano. "Yo nunca le he tenido miedo a Golovkin y le voy a demostrar que no le tengo miedo a nadie", sostuvo Alvarez. Canelo se vio muy bien esta noche y estoy cien por ciento seguro de que es el reto más grande de mi carrera.

Golovkin, quien estaba en primera fila del T-Mobile, tan pronto terminó la pelea, subió al cuadrilátero para lanzar un desafío al carismático púgil mexicano que con su contundente triunfo mejoró su foja en 49-1-1 con 34 nocauts.

Realmente negativo, todo, totalmente, no ganamos ni un round, no es posible tapar el sol con un dedo, simplemente es mejor técnicamente hablando Canelo Álvarez.