Venezuela: hay una segunda víctima en las manifestaciones

Ajustar Comentario Impresión

El documento, emitido "ante el golpe de Estado" y "la desbordada represión" que la MUD imputa al gobierno, envía a los militares "un mensaje muy claro: la orden de un superior no exime a un subordinado de su responsabilidad y, lo más importante, de su propia conciencia".

Un joven, identificado como Carlos José Moreno, de 17 años, murió tras ser baleado en la cabeza por presuntos miembros de los grupos armados en San Bernardino, uno de los puntos de concentración de la marcha opositora que pretendía llegar a la Defensoría del Pueblo, en Caracas.

Portando banderas venezolanas y camisetas blancas, los opositores se movilizaron desde la mañana por distintos puntos de Caracas, donde cientos de policías y guardias nacionales con equipos antimotines y tanquetas resguardaban las principales avenidas y las sedes del Ministerio de Relaciones Interiores y la Defensoría del Pueblo.

El Gobierno, por su parte, también demostró fuerza popular en las calles con una gigantesca marcha que partió en apoyo a Maduro.

"Estamos desmantelando el golpe de Estado terrorista".

"Tenemos que defender nuestra patria, defender la paz y defender a nuestro presidente Nicolás Maduro", dijo Mariluz Soteldo, de 55 años, mientras marchaba por una avenida del centro de la ciudad.

Con pancartas y mensajes alusivos a paz y en repudio a los actos vandálicos promovidos en los últimos días por terroristas, pagados por la derecha, la militancia revolucionaria portaba camisas con el rostro del comandante supremo Hugo Chávez en homenaje al líder socialista que sembró en la conciencia del pueblo el espíritu libertario en defensa de la soberanía nacional. Durante sus cuatro años de mandato Maduro ha denunciado más de una docena de complots.

La situación en Venezuela ha generado preocupación entre varios gobiernos, incluido el de Estados Unidos, que exhortaron a Caracas a que garantice la realización de movilizaciones pacíficas y han pedido a los opositores no promover acciones violentas.

Un joven con máscara de gas se refugia detrás de un trozo de techo corrugado durante las protestas contra el gobierno en Caracas, Venezuela, el miércoles 19 de abril de 2017. La oposición convocó a marchar en todo el país contra lo que considera un autogolpe de estado y en reclamo de la liberación de los dirigentes presos, la celebración de elecciones generales anticipadas y la apertura de un canal humanitario contra el desabastecimiento de medicinas.

En medio de la creciente tensión política Maduro anunció a inicios de semana que aumentará a 500.000 el número de civiles uniformados y que le entregará un fusil a cada uno.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo el miércoles en su cuenta de Twitter que instruyó a su canciller para que pida al secretario general de la ONU poner atención sobre la "preocupante militarización de la sociedad venezolana".