Unos 11.000 niños y jóvenes de Mocoa regresan a clases tras avalancha

Ajustar Comentario Impresión

El mandatario colombiano señaló que se recibieron aportes locales por unos 3,3 millones de dólares, mientras que la ayuda del exterior para apoyar a las víctimas y contribuir a la reconstrucción de la población asciende a nueve millones de dólares. Hemos traído nuevos maestros para reemplazar a algunos que han tenido dificultades, hemos traído a 55 expertos para dar ayuda psicosocial. Todo ese dinero lo invertirá el Estado en diferentes proyectos. El Centro de Desarrollo Infantil también se va a financiar con esas donaciones.

De la misma forma se financiará la construcción de los escenarios deportivos, de tal manera que la ciudad quede dotada para recibir los juegos de la Amazonía y la Orinoquía.

Santos además afirmó que en dos o tres semanas estará listo un estudio definitivo de las zonas donde se podrá o no construir, a cargo del Ministerio de Ambiente, entre otros compromisos.

"Lo que estamos es invitándolos a todos a que regresen", dijo la Ministra Yaneth Giha al recalcar que los estudiantes de Mocoa, los docentes y los padres de familia requieren de acompañamiento sicosocial especial, tomando en cuenta la tragedia que acaban de afrontar.

Luego de un recorrido por esa localidad, asolada por las avalanchas del 1 de abril, el mandatario precisó que tales donativos permitirán levantar las primeras 300 casas para los damnificados.

Pero advirtió: "El 7 de mayo, el domingo, se va a desconectar la energía durante ocho horas, eso con la finalidad de hacer unos trabajos de reforzamiento".

Con relación al suministro de agua el Jefe del Estado indicó que diariamente se entregan un millón 300 mil litros de agua potable y puso de presente que helicópteros del Ejército y la Fuerza Aérea transportan 450 tubos para conectar una de las bocatomas.

Según la ministra de Vivienda, Elsa Noguera, al 31 de octubre Mocoa tendrá el servicio igual a como lo tenía antes de la avalancha y al año, habrá una cobertura del servicio al 100 %. En 500 predios que también fueron afectados, no había viviendas.

Con todo esto, dijo el presidente, se termina la primera fase que consiste en atender la emergencia, sigue ahora la segunda etapa que es la de estabilización, sobre la cual ya se habría avanzado una parte, y finalmente la recuperación, con la que Mocoa quedaría -dice- mejor que antes.