"Si todo sale bien, va a ocurrir otra remontada" — Neymar

Ajustar Comentario Impresión

Juventus controló las acciones en la segunda parte, aliado al reloj, mientras Barcelona, que jugó por décima vez consecutiva los cuartos de final y acumulaba quince éxitos seguidos como local, aumentó su desesperación.

El Barcelona recibe a la Juventus en la vuelta de los cuartos de final de la Champions League con el objetivo necesario de apelar a una nueva remontada tras el abultado marcador de la ida favorable a los italianos. "Es demasiado duro cuando hay sentimientos", explicó Alves, cuya Juventus había ganado 3-0 en la ida. DT: Luis Enrique Martínez.

Además, la escuadra culé no desconoce llegar al partido de Vuelta con una desventaja de tres goles, pues en competiciones europeas les ha pasado en cinco ocasiones y en tres de esas veces, lograron conseguir avanzar en la eliminatoria en tanda de penales.

Barcelona, por su parte, deberá apostar todo a la pelea por la Liga española -el domingo visita al líder Real Madrid en un partido que prácticamente determinará si le puede sacar o no el campeonato al Merengue- y le quedará también como premio consuelo la final de la Copa del Rey ante el Alavés, pero para volver a los primeros planos de Europa deberá replantearse varias cosas para la próxima temporada.

AS a seguir: Messi.

Barcelona empató 0-0 con la Juventus de Turín en la Champions League.

A certificar la victoria. Una renta de tres goles que a priori debería ser suficiente como para lograr el pase a la siguiente ronda. Al menos eso se entiende tras las declaraciones de Allegri la pasada jornada de la Serie A en la que aseguraba que no podrían vivir de la renta obtenida.

El que más miradas se llevará será el que tendrá como protagonistas al Barcelona y Juventus, finalistas de la edición 2014/2015. Con una fase de grupos inmaculada y unos octavos plácidos ante el Oporto, parece impensable que el conjunto turinés pudiera caer estrepitosamente la noche del miércoles.