Primera ministra británica llama a elecciones anticipadas

Ajustar Comentario Impresión

"Es la única forma de garantizar la certidumbre para los años venideros (...) Cada voto de los conservadores me hará más fuerte en las conversaciones sobre el brexit", dijo May. La cita estaba prevista recién para 2020.

La decisión ha caído como una bomba en una la clase política británica que regresaba de las vacaciones parlamentarias de Pascua.

La primera ministra británica, Theresa May, y el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, iniciaron hoy el debate parlamentario sobre las elecciones del 8 de junio con un tenso cruce de acusaciones, anticipo de la inminente campaña electoral.

"Damos la bienvenida a las elecciones generales, pero esta es la primera ministra que prometió que no habría comicios anticipados", aseguró el líder del partido izquierdista Jeremy Corbyn. Al respecto, culpó a los partidos de oposición y a la Cámara de los Lores de debilitar su posición negociadora con la UE.

"Necesitamos unas elecciones generales y las necesitamos ahora", dijo May antes en Downing Street, aclarando que necesita la aprobación del Parlamento para poder convocarlas.

Sin embargo, quizás el probable motivo principal pase por la conveniencia política.

Los conservadores de May llevan una ventaja de casi 20 puntos sobre los laborista en los últimos sondeos sobre intención de voto.

Una de YouGov publicada este fin de semana da un 44 por ciento a los tories; 23 por ciento a los laboristas; 12 por ciento a los liberal demócratas, y 10 por ciento al UKIP.

La salida de la Unión Europea "no tiene vuelta atrás", advirtió la primera ministra, justificando la demanda de adelantar elecciones porque los enemigos del Brexit "tratan de frustrar el proceso".

Theresa May ha anunciado que presentará mañana mismo dicha moción en la Cámara de Comunes, en la que solicitará la celebración de los comicios el 8 de junio.

En un comunicado, el político expresó: "El laborismo ofrecerá al país una alternativa a un Gobierno que fracasó a la hora de reconstruir la economía, que provocó que caigan los estándares de vida y que realizó recortes a nuestro sistema de salud".

"Vamos a exponer nuestros planes para Brexit, pongamos nuestros planes para el futuro de este gran país, pongamos nuestro destino en manos de la gente y luego dejemos que la gente decida", dijo la primera ministra a una bulliciosa Casa de los Comunes en Londres. Bajo la Ley de Parlamentos a Plazo Fijo de Gran Bretaña, el primer ministro puede convocar elecciones si dos tercios de los legisladores votan a favor.