"Nunca se nos preguntó sobre jugar el partido" — Thomas Tuchel

Ajustar Comentario Impresión

En el lugar de los hechos se hallaron tres textos idénticos que apuntan a "un posible trasfondo islamista", en los que se exige que Alemania retire los aviones Tornado que participan en la misión militar en Siria y el cierre de la base aérea estadounidense de Ramstein (suroeste de Alemania). Agregó que espera que el miércoles en la noche haya "un partido bueno y pacífico", al que asistirá el ministro del Interior Thomas de Maiziere.

Las explosiones hirieron al central español del equipo Alemán, Marc Bartra, quien fue anoche operado con éxito de las fracturas que le provacaron en la mano.

El otro juego es el que el martes fue suspendido a causa del atentado y que hoy se llevará a cabo en Dortmund entre el Borussia Dortmund y el Mónaco. Los investigadores todavía intentan determinar cómo fueron detonados y qué sustancia se utilizó.

Asimismo, surgió un escrito en el que se atribuye el ataque un grupo de extrema izquierda, sobre cuya autenticidad, de acuerdo con la fiscalía, hay grandes dudas. El ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, dijo antes no puede descartar ninguna vía de investigación, incluida la relacionada con hinchas violentos.

Bartra, quien fue operado de una rotura de radio unas horas después de atentado y al que se ve en la cama, con el brazo vendado, afirma que lo único que pide ahora es que "vivamos todos en paz y dejemos las guerras", al tiempo que agradece las muestras de apoyo recibidas. Un sospechoso fue detenido con relación al caso, que según las autoridades podría estar relacionado con extremismo islámico.

El público, procedente de diversos puntos de Alemania y de Europa, abandó con gran disciplina y tranquilidad, aunque en forma expedita, el estadio donde iban a jugar el Borussia y el Mónaco, después que se confirmó que el partido se suspendía a causa de un ataque.

"¿Cómo está el equipo?"

La UEFA indicó que se reevaluarán las medidas de seguridad en todos los partidos de Champions del miércoles, y exhortó a los fanáticos a llegar más temprano a los estadios para someterse a cateos adicionales.