Nicolás Maduro amplía las milicias paramilitares venezolanas

Ajustar Comentario Impresión

Los opositores, pretenden llegar al centro de Caracas, a pesar de la advertencia de Maduro de que "el pueblo" tomará las calles y no podrán entrar a esa zona, bastión del chavismo.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, condenó que el presidente de Venezuela Nicolás Maduro aprobara el lunes pasado la ampliación de la Milicia Bolivariana a 500 mil civiles armados.

OPOSICIÓN Por su parte, el diputado del partido opositor venezolano Primero Justicia (PJ) Tomás Guanipa aseguró que el Presidente de Venezuela "perdió la perspectiva" al "amenazar" a quienes defienden los derechos humanos en el país por denunciar supuestas torturas por parte de las autoridades. "¡No tengo miedo!", declaró a AFP Ingrid Chacón, una secretaria de 54 que ondeaba una bandera venezolana en una concentración en Plaza Altamira, este de Caracas, feudo de la oposición. "Ahí está el plan", aseveró.

"El que quiera ver el guión escrito para generar violencia, muerte y caos, que hemos logrado neutralizar y derrotar hasta el día de hoy de manera brillante, con la Constitución en la mano, léase el comunicado del Departamento de estado, ahí está el plan, ahí está el guión", insistió. "Así lo digo y lo enfrentaré", insistió.

"Frente a este escenario he decidido activar el plan estratégico especial cívico militar para garantizar el funcionamiento de nuestro país, su seguridad, el orden interno, y la integración social, Plan Zamora que me ha sido presentado por el comando estratégico operacional de la FANB", afirmó el mandatario, en un clima de extrema tensión del que Venezuela no puede salir.

El oficialismo convocó a la "gran marcha por la independencia y la paz", que saldrá de la plaza Venezuela, en el este de Caracas, hacia el presidencial Palacio de Miraflores, en el centro, para repudiar lo que considera un intento de justificar una intervención extranjera en Venezuela.

"Sus jefes en la Fuerza Armada tienen que escuchar la queja de los hombres que usan uniforme y que también sufren la crisis; una queja que no estamos pidiendo que se use para una rebelión, un golpe de Estado o un motín, (.) pero sí para exigir que cesen los abusos, que cese el hostigamiento, que cese la represión", dijo el jefe parlamentario.

Los adversarios de Maduro están en las calles desde hace tres semanas, en protestas que han culminado en choques con las fuerzas de seguridad, que dejaron cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.

"Un fusil para cada miliciano", dijo el jefe de Estado en cadena de radio y televisión.

Maduro destacó la importancia de la "lealtad" especialmente de las Fuerzas Armadas en las circunstancias que, dice, vive el país.