Maduro activó plan "cívico militar" a horas de nuevas manifestaciones

Ajustar Comentario Impresión

Preguntado por si el Gobierno estadounidense estaría dispuesto a imponer sanciones contra el país caribeño, el funcionario apuntó a que esas acciones "afectarían a la gran mayoría de los ciudadanos venezolanos", quienes ya sufren carencias de abastecimiento alimentario y de medicamentos, entre otras cosas.

"Plan Zamora, que me ha sido presentado por el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana", expresó el jefe de Estado desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde se llevó a cabo una reunión de trabajo con el gabinete Ejecutivo.

En ese sentido, aseveró que Venezuela enfrenta "una arremetida internacional, dirigida por Estado Unidos, para provocar una intervención imperialista".

"La marcha de mañana (miércoles) es para que en Venezuela gobierne una constitución, no un Maduro que diga que tiene súper poderes para gobernar", afirmó. "Ahí está el plan", aseveró. "No es que con (el expresidente Barack) Obama haya ha sido mejor", pero los demócratas "eran políticos, respondían a una doctrina", pese a su postura "antagónica" con el proyecto socialista venezolano.

Maduro anunció también que las autoridades capturaron a un grupo de personas armadas que pretendían generar violencia en las manifestaciones convocadas por la oposición para este miércoles. "Así lo digo y lo enfrentaré", insistió.

El martes por la noche, Maduro dio la orden a los militares de activar "inmediatamente...el plan Zamora, en su primera fase verde, para derrotar el golpe de Estado, la escalada de violencia y garantizarle la paz a toda Venezuela".

Algunas organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, han denunciado que los cuerpos de seguridad han incurrido en excesos en la contención de las protestas, en las cuales ha habido cinco muertos, varias decenas de heridos y 241 detenidos, según estimaciones de la organización humanitaria local Foro Penal.

Además Maduro cargó contra el opositor Julio Borges, quien pidió a los militares que actuasen en conciencia durante las movilizaciones y que respetasen el derecho del pueblo a manifestarse.

El comunicado rechaza a los colectivos que violentamente chocan con los manifestantes, pide a las fuerzas de seguridad garantizar -y no impedir- el ejercicio de la libre expresión y advierte consecuencias para quienes violenten la libertad de los venezolanos.