'La Madre de todas las bombas' no mató a nadie del EI

Ajustar Comentario Impresión

Se trata de la GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast Bomb, conocida con el acrónimo MOAB, compuesta por 11 toneladas de explosivo TNT de alta potencia.

La semana pasada un portavoz de la misión Apoyo Decidido de la OTAN, el capitán Bill Salvin, aseguró que el EI será derrotado en Afganistán durante el próximo año y que su territorio no se convertirá en un lugar seguro para los combatientes del grupo terrorista. La explosión no causó ninguna víctima entre los civiles y los militares, explicó. "La evaluación de las bajas al EI está en proceso".

La última cifra de militantes muertos fue confirmada a la BBC por Islamil Shinwary, gobernador de la provincia de Achin en Nangarhar. El uso de la bomba, diseñada en 2002-2003, al principio de la guerra en Irak, suscitó críticas de varios dirigentes de la región. El ataque estuvo diseñado para reducir riesgos para las fuerzas afganas y estadounidenses”, dice el mensaje que publicó el Departamento de Defensa de EEUU en la red social Twitter y que acompaña el video.

Desde agosto de 2016, las fuerzas estadounidenses efectuaron numerosos bombardeos aéreos sobre los bastiones yihadistas. Un portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, criticó en un comunicado el hecho de que Estados Unidos utilice a "Afganistán como un laboratorio experimental" y opinó que eliminar a Dáesh era "el trabajo de los afganos". "Fue una explosión ensordecedora", dijo Shah Wali, de 46 años y que vive en el pueblo de Goor Gari, a 15 kilómetros (9 millas) de la frontera con Nangarhar.

El cuartel general estadounidense en Kabul dijo que la bomba fue lanzada en torno a las 19:30, hora local del jueves, sobre un complejo de túneles en la provincia de Nangarhar, donde operaba la filial afgana del Estado Islámico. Estados Unidos se ha concentrado en combatirlos al tiempo que asiste a las fuerzas afganas en su lucha contra el Talibán.