Investiga Guatemala red de ayuda a Duarte

Ajustar Comentario Impresión

Sobre la agilización del proceso, precisó que los abogados han estado ofreciendo declaraciones, donde dicen que van a aceptar la extradición; sin embargo, "habrá que esperar a que se le notifique la formal extradición, para poder determinar", si se acelera el proceso o no.

El exgobernador escuchó los cargos y confirmó la presencia de dos abogados de su confianza llamados Oscar Giovany Bazán y Almarilis Nava y de quienes el gobierno de Guatemala recibió la solicitud correspondiente.

Durante la diligencia el político lució cabizbajo, por momentos nervioso, e informó que que tenía seis meses en el país centroamericano y que su pasaporte fue entregado a una jueza.

Javier Duarte comparece ante los jueces guatemaltecos.

Ahí Duarte le dijo al titular del Juzgado Quinto de Primera instancia Penal, Adal García, que llevaba seis meses en Guatemala y que no deseaba que ningún servicio de la Embajada de México.

De inmediato se le dio lectura a la investigación sobre sus posesiones y la manera en que fueron adquiridas, así como a las personas que tuvieron relación para que pudiera adquirir las mismas desde el año 2010.

En esa audiencia, Duarte conoció los delitos que se le imputan, así como la solicitud de extradición.

Adelantó que si el exgobernador de Veracruz decide allanarse (a la extradición), la audiencia será rápida.

De acuerdo con el portal Ruido en la red estos son los detalles que le leyeron sobre cómo realizó sus actividades destacó la conformación con un grupo de hombres para desviar fondos federales y estatales, se trata de: Alfonso Ortega López, Moises Mánzur Cisneros, José Juan Janeiro Rodríguez, Rafael Rosas y Mario Rosales, quienes fungían como operadores, inversores y prestanombres.

" Las autoridades mexicanas están bien informadas de mi detención".

Duarte llegó a la audiencia engrilletado de pies y manos, con un chaleco negro antibalas, en silencio total, con rostro serio y procedente de una cárcel en un cuartel militar en un convoy policial.

Duarte de Ochoa deberá ser presentado en audiencia ante la autoridad judicial guatemalteca competente, quien le informará que se encuentra retenido con fines de extradición a petición del gobierno de México.

Ante la respuesta, la extradición de Duarte podría tardar al menos 60 días en lo que el gobierno de Guatemala revisa el expediente y hace los trámites necesarios.