El descomunal Cristiano Ronaldo

Ajustar Comentario Impresión

Neuer, designado en varias ocasiones mejor guardameta del mundo, fue decisivo en el partido de ida de cuartos de final de Champions contra el Real Madrid en Múnich (1-2), ya que aunque encajó dos goles de Cristiano Ronaldo, impidió al Bayern recibir más tantos al final del partido con varias paradas excepcionales. La tarjeta de Arturo Vidal no era y después los dos goles de Cristiano eran en fuera de juego.

El Bayern quedó en inferioridad numérica para el tramo final y ahí el Madrid fue implacable.

Ya con un conjunto bávaro desfondado por el esfuerzo que implicó cubrir toda la cancha para defender y buscar el resultado, en el minuto 111 Marco Asensio hizo el 4-2 para cerrar la cuenta y el global a 6-3.

"Hay mucha rabia (en el vestuario) porque cuando te embarran (perjudican) así es muy fuerte", declaró en la zona mixta Vidal, en referencia a la actuación arbitral.

El presidente del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, aseguró tras la eliminación de su equipo que el árbitro les había perjudicado y pidió el uso del VAR para que no se produzcan decisiones como la expulsión de Vidal y la concesión de dos goles de Cristiano Ronaldo. No estamos contentos. En cuartos hay que meter a un árbitro con más calidad.

"El árbitro ha hecho un mal partido y punto", añadió.

Con este resultados Real Madrid fue el segundo equipo en clasificar a semifinales.

En Inglaterra, el Atlético de Madrid avanzó a las semifinales de la Liga de Campeones por tercera vez en cuatro ediciones y puso fin a la aventura europea de Leicester, al sacar ayer un empate 1-1 en su visita al King Power Stadium. "Nosotros respondimos con un trabajo defensivo magnífico", destacó Diego Simeone, técnico del Atlético de Madrid.

Con poco más de 15 minutos en cancha de Angel Correa, y Nicolás Gaitán en el banco de suplentes, el equipo del Cholo se adelantó en el marcador con un tanto de Saúl Ñíguez a los 26 minutos del primer tiempo, pero a los 31 del segundo período Jamie Vardy igualó para el conjunto inglés, que presionó pero no pudo quebrar a la defensa 'colchonera'.