Promete AMLO que, si triunfa en 2018, mejorará sueldos a militares

Ajustar Comentario Impresión

El presidente nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, pidió a los oaxaqueños estar unidos en estos momentos tan difíciles para derrocar a esa "mafia corrupta" del gobierno de Peña Nieto que está destruyendo a nuestro país y empobreciendo a nuestro pueblo.

Luego de haber firmado ayer en Querétaro el 'Acuerdo político por la prosperidad del pueblo y renacimiento de México', en presencia del general de Brigada Diplomado del Estado Mayor, Luis Vicente Domínguez Ramírez (en retiro), López Obrador aseguró que no se utilizará al Ejército para reprimir al pueblo, y se mejorará el salario a los médicos, maestros, soldados, marinos y polícias.

López Obrador adelantó que, en caso de que su movimiento triunfe en el 2018, el comandante de las fuerzas armadas hablará con la verdad, lo que ahora no sucede en el caso Ayotzinapa.

Las declaraciones provocaron el enojo y las críticas de funcionarios de la administración de Enrique Peña Nieto, quienes lo señalaron por hacer declaraciones para denigrar la labor de las Fuerzas Armadas sin tener pruebas.

Al preguntar los reporteros si no va a contestar lo que dijo Osorio Chong que tiene relación con los Abarca, López Obrador respondió que nada, nada, porque el pueblo sabe lo que está sucediendo en México, el pueblo no es tonto, tonto es el que piensa que el pueblo es tonto.

Obrador ha sido duramente criticado en los últimos días por Enrique Ochoa, presidente del PRI, y Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación.

"Me indigna muchísimo que se haga una acusación como esta, sobre todo porque es falsa, y al ser falsa, es rotundamente injusta", dijo Sánchez en una conferencia de prensa.

"Antier salió el representante de la República a cuestionarnos, el secretario de Gobernación, queriéndose subir al ring; qué les decimos, que no vamos a caer en ninguna provocación".

Ahora, el líder de Morena aclara que respeta a las Fuerzas Armadas, pero insiste en que el Ejército dejará de utilizarse para "reprimir al pueblo" cuando él llegue a la presidencia.