Primera ministra May activará el Brexit a finales de marzo

Ajustar Comentario Impresión

La primera ministra británica, Theresa May, podría enviar este martes a Bruselas una nota comunicando que el Reino Unido dejará la Unión Europea (UE), si la cámara de los Comunes rechaza las modificaciones hechas por la cámara de los Lores al proyecto de ley del Brexit, como espera el gobierno.

En particular, los lores han aprobado el texto remitido este mismo lunes por la Cámara de los Comunes sin introducir más cambios, por lo que solo resta ya que el proyecto se convierta en ley este martes, cuando reciba el consentimiento real.

La propuesta regresó a la Casa de los Lores, en un proceso conocido como ping pong parlamentario.

Esto permitirá ahora al gobierno de la primera ministra Theresa May, activar el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La notificación del Artículo 50 marcará el inicio de dos años de negociaciones en las que Gran Bretaña y los otros 27 estados miembros de la UE deben forjar los términos de divorcio, así como trazar su futura relación. "Esta noche habrá familias temerosas de que sean destrozadas; qué pena, el gobierno puso a las personas como fichas en un casino, y la culpa es del Laborismo por dejarlos", apuntó.

Ante esta posibilidad, la líder del SNP advirtió hoy de que el Gobierno británico no debe imponer "mecanismos de bloqueo" y recordó que corresponde al Parlamento autónomo "determinar el calendario del plebiscito, la base electoral y la pregunta", tal como ocurrió con el celebrado en 2014, que perdieron los independentistas por un 55 % frente a un 45 % de los votos.

Se especulaba que la primera ministra podría activar mañana mismo el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que da inicio al comienzo de las negociaciones, pero su portavoz oficial lo descartó esta tarde y se espera que la primera ministra, lo haga hacia fines de marzo.

Reveló que la semana próxima solicitará autorización al Parlamento de Edimburgo para obtener del Ejecutivo de Londres una orden que permita al legislativo escocés regular la convocatoria de la consulta.

Una media de las últimas encuestas efectuadas desde que May reveló el 17 de enero sus prioridades para el "brexit", que incluyen la salida del mercado único, indican que un 48 % de los escoceses quiere la independencia, mientras que un 52 % se opondría -excluyendo a los indecisos-.