Perú inicia tareas de reconstrucción tras devastadoras inundaciones

Ajustar Comentario Impresión

La fragata Quiñones, de la Armada peruana, ya llegó al municipio de Huarmey, prácticamente aislado por las inundaciones, con 30 toneladas de ayuda humanitaria y un helicóptero de rescate.

En la también norteña Lambayeque hay 3 fallecidos, 15.665 damnificados y 31.390 afectados; y en La Libertad, se reportó 2 muertos, 6 heridos, 491 damnificados y 105 viviendas destruidas.

"Los sistemas de alerta siguen prendidos", señaló Zavala.

Al menos unas once regiones se mantienen incomunicadas por el colapso y destrucción de sus carreteras y puentes.

Miles de personas sufren los efectos de las inundaciones en Perú, que comenzaron en diciembre.

Un rescatista ayuda a la gente a cruzar las calles convertidas en ríos en Huarmey, 300 km al norte de Lima.

El "fenómeno del Niño costero", causante de las lluvias e inundaciones que hasta ahora han dejado un saldo de 75 muertos y casi 630.000 afectados en todo el país, genera torrenciales aguaceros de los que derivan desbordamientos de ríos y quebradas. El centro histórico de la ciudad de Trujillo, la tercera del país con 850.000 habitantes, fue una de las zonas más afectadas tras ser golpeada en dos ocasiones por la corriente de la quebrada San Ildefonso.

Perú intentaba reponerse el domingo de los estragos causados en sus costas por avalanchas de lodo y piedras así como por el desborde de ríos que, tras haber golpeado la capital, se ensañaban nuevamente con la zona norte, inundando ciudades y afectando carreteras. "No hay manera de pasar, hay bastante gente que está queriendo pasar para que se trasladen a sus casas", dijo a la AP el poblador Henry Obando. "Eso es mentira", aseguró el presidente Pedro Pablo Kuczynski, en medio de temores desatados principalmente por redes sociales de una posible escasez de alimentos y la falta de agua. Por su parte el ministro de Defensa, Jorge Nieto, pidió que no se politice la ayuda ni la desgracia. Las escuelas en Lima están cerradas desde el jueves pasado y no retomarán las clases hasta el miércoles próximo, siempre que amainen las lluvias y se regularice la situación.

"Hoy estamos en mejores condiciones para brindar un mejor servicio, estamos captando agua normalmente, lo cual nos permite tratar el agua que captamos y abastecer a la población; ojalá las condiciones continúen de similar manera, porque así tendremos un abastecimiento regular", indicó Vega.

La ciudad de Lima se encuentra sin suministro de agua desde el inicio de la semana.