Etiopía: morir aplastado por la basura

Ajustar Comentario Impresión

El jefe de servicios médicos del hospital Alert, lugar donde ingresaron los heridos, Salomon Bussa, expresó que aproximadamente 54 personas fueron atendidas.

En el momento del deslizamiento, más de 150 personas se encontraban en el vertedero de Repi, el más antiguo de la capital, algunos de ellos rebuscando entre la basura para encontrar algo de valor y otros vivían allí en casas improvisadas, según Amnistía Internacional (AI).

Un reportero de la AP vio cuatro cadáveres que eran retirados del lugar en ambulancias después de haber sido sacados de entre los escombros. Seis excavadoras removían los restos. La actividad del basurero estuvo paralizada unos años, pero se reanudó después de que agricultores bloquearon la construcción de uno nuevo en una zona próxima.

Aunque en un primer momento medios locales apuntaban a 20 muertos, el número ha ido aumentando a medida que las autoridades rescatan los cuerpos de docenas de personas que aún permanecen sepultadas.

El vertedero de Koshe registró pequeños deslaves en los dos últimos años en los que fallecieron dos o tres personas, agregó Assefa.

"Estas personas, incluidas muchas mujeres y niños, no tenían otra opción que vivir y trabajar en un ambiente tan peligroso debido al fracaso del Gobierno a la hora de proteger su derecho a una vivienda adecuada y a un trabajo decente", añadió Wanyeki.

La escena en Adis Abeba, Etiopía, el 12 de marzo del 2017 donde ocurrió una avalancha. Funcionarios municipales señalaron que en la ciudad se recogen 300 mil toneladas anuales de basura y la mayoría van a parar al vertedero.