Declaran emergencia en 811 distritos — Perú

Ajustar Comentario Impresión

Los "huaicos”, como se conoce en Perú a las avalanchas que descienden de los cerros tras fuertes lluvias o desbordes de ríos, volvieron a deslizarse como serpientes de lodo por las calles de la ciudad, arrasando todo a su paso: viviendas, pertenencias y personas".

La emergencia climática en el vecino país ha dejado miles de damnificados y algunas de las principales ciudades incomunicadas. "Esta crisis va a pasar y mientras tanto debemos ayudarnos todos juntos para solidarizarnos con las víctimas de este problema”, dijo el presidente Pedro Pablo Kuczynski". Asimismo, una vez más se pidió a la ciudadanía afectada realizar un uso solidario del agua potable que escasea en la capital peruana desde hace varios días.

A diferencia del fenómeno de hace dos décadas, las lluvias de este año han caído en períodos de tiempo más cortos, inundando rápidamente calles y ríos, dijo el general encargado de coordinar la respuesta del Gobierno, Jorge Chávez. "En Palacio de Gobierno no había agua", comentó esta noche el presidente de Sedapal, la empresa a cargo del abastecimiento del recurso, Rudecindo Vega, sobre el desabastecimiento de agua en Lima tras la caída de huaicos, según sostiene el diario peruano El Comercio. Son 25 las instituciones educativas las que quedaron destruidas, mientras que 60 están inhabitables y 1099 quedaron afectadas, la mayoría de ellas en el norte del Perú, donde las clases escolares aún no se inician.

El documento, que recoge los daños registrados desde que comenzó la temporada de lluvias en diciembre, no incluye todavía a los cuatro desaparecidos que cayeron a un río por el colapso de un puente, que cedió a la fuerza de la corriente fluvial en el momento que varios vehículos transitaban por su estructura. Además, el río Huaycoloro, un tributario del Rímac en el distrito de San Juan de Lurigancho, también incrementó su caudal e incluso estuvo a punto de desbordar un puente muy transitado.

Sin embargo, la mayoría de distritos de la capital lleva más de un día sin suministro de agua potable, ya que el exceso de lodo, piedras y otros residuos como maderas, que dejan los corrimientos de tierras sobre el cauce, impiden el procesamiento del agua para repartirla a sus habitantes.

Igualmente Colombia enviará a Perú 30 toneladas de alimentos, carpas y otros donativos a fin de socorrer a damnificados por las intensas lluvias y riadas, confirmaron hoy directivos de la Unidad de Gestión para el Riesgo de Desastres.