Renuncia el asesor de seguridad nacional de Trump

Ajustar Comentario Impresión

"Desafortunadamente, por el ritmo de los acontecimientos, informé inadvertidamente con información incompleta al vicepresidente (Mike Pence) y a otros sobre mis llamadas con el embajador ruso (en Washington, Sergey Kislyak)", reconoció Flynn en su carta de dimisión.

Flynn ocultó conversaciones con el embajador ruso en Washington sobre las sanciones impuestas por Barack Obama a Rusia por la presunta injerencia de este país en las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que otorgaron la victoria a Donald Trump frente a su rival Hillary Clinton.

Manafort renunció al cargo tras las revelaciones de que habría recibido pagos millonarios por realizar operaciones políticas a favor del ex presidente de Ucrania, Viktor Yanukovych, quien encabezó un gobierno cercano a Rusia.

El comentario de Trump se produjo luego de que su secretario de Prensa, Sean Spicer, dijera que el nivel de confianza entre el presidente y Flynn se había deteriorado hasta el punto de que Trump tuvo que pedirle la renuncia a Flynn.

El teniente general retirado Keith Kellogg se desempeñará como asesor de seguridad nacional en funciones, anunció la administración de Donald Trump. Los congresistas demócratas reclamaban de forma insistente que Flynn dimitiera o fuera despedido, mientras los republicanos habían optado por mantener un cauto silencio.

En un primer momento, Flynn dijo a los asesores de Trump que no había discutido las sanciones con el enviado de Moscú.

En una descarga de tuits, Trump fustigó a los medios el miércoles, al tiempo que alabó a la cadena de noticias conservadora Fox.

El presidente Donald Trump salió al paso de las acusaciones que han hecho a un grupo de sus asesores cercanos de que mantuvieron contacto con agentes del gobierno y la inteligencia rusa antes de tomar posesión.

El presidente respondía a una pregunta de la Christian Broadcasting Network acerca de si él cree que los informes recientes sobre Rusia podrían socavar el objetivo de evitar que Irán escale en materia de armamento nuclear. En tanto, el consejero adjunto de Seguridad Nacional, Sebastian Gorka, dijo a la radio pública NPR que no tiene "ni idea" del contenido de las conversaciones de Flynn con el diplomático ruso.

Varios sectores de los servicios de inteligencia advirtieron que no era el mejor para el puesto. "Esa gente no lleva etiquetas que dicen: "Soy un oficial de inteligencia ruso".

Las agencias de inteligencia estadounidense ya han concluido que el mismo presidente ruso, Vladimir Putin, intervino en los comicios.