Protesta "Un día sin inmigrantes" cierra negocios en EU

Ajustar Comentario Impresión

Con ello los manifestantes buscan que el gobierno del presidente Donald Trump note el papel vital de los inmigrantes en la sociedad estadounidense.

Estampas de algunos de los cientos de negocios que cerraron sus puertas y dejaron sin alimentos, servicios o atención a ciudadanos hispanos, anglos o ciudadanos estadounidenses fue posible observar en redes sociales.

Washington no funcionó este jueves a pleno rendimiento.

Cerca de 100 restaurantes cerraron para permitir a sus empleados participar en las protestas y hacer oír su voz. "Y donde hay un gran porcentaje de esa comunidad de indocumentados, que son latinos, que forman parte del sistema americano, parte de la comunidad americana, muy activamente, y que simplemente son como fantasmas, que están entre nosotros, pero nadie les reconoce", ha dicho.

La protesta se extendió por otras ciudades de Estados Unidos, como Nueva York, Filadelfia o Houston.

Un silencio inusual reinó ayer en el mercado italiano de Filadelfia.

Miles de negocios en todo Estados Unidos, desde restaurantes hasta salones de belleza, han permanecido cerrados este jueves o han abierto con menos personal de los normal en respuesta al llamado del "Día sin inmigrantes". Como presidente ha pedido vetar la entrada en el país de viajeros de siete países en su mayoría musulmana.

Los organizadores esperaban que miles participaran o al menos se dieran importantes muestras de apoyo. "Porque tienes estos chicos increíbles -en algunos casos, no todos, en algunos tienes narcotraficantes y pandilleros también", afirmó Trump.

"Voy a emitir un nuevo decreto en la próxima semana, que protegerá nuestro país de forma amplia", dijo en conferencia de prensa en la Casa Blanca.

La protesta incluso llegó al Capitolio, en donde una cafetería del Senado fue uno de varios establecimientos cerrados debido a que los empleados no se presentaron a trabajar.

Tras el éxito del evento similar realizado el pasado lunes en Wisconsin, inmigrantes de todo el país se sumaron a la "huelga general" para demostrar la importancia de la comunidad, sin la que probablemente EU no funcionaría.

Varios negocios de esta ciudad colgaron letreros en sus puertas con mensajes como "en solidaridad con el día sin inmigrantes" o "amamos a América pero el Gobierno no nos ama a nosotros", aunque no faltaron los indocumentados que prefirieron no faltar a sus centros de labores por temor a perder sus trabajos.

Soriano agregó que es un inmigrante pese a la situación migratoria de la que goza con Soriano Home Improvement; "somos parte de esto y les pido a todos apoyar para que Estados Unidos continúe siendo una gran nación", sostuvo.