Expresidente peruano Alan García, declara en caso de corrupción de Odebrecht

Ajustar Comentario Impresión

García desmintió así los persistentes rumores de que no se presentaría ante el fiscal y de que la audiencia para la que fue citado había sido suspendida, de los que se hicieron eco varios medios de comunicación peruanos.

Además, agregó que no tenía ningún temor y que ha actuado de acuerdo a su conciencia.

El expresidente peruano Alan García, acudió a la Fiscalía para declarar sobre el escándalo de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht, pues al parecer durante su gobierno se entregaron sobornos. "Si hay algunos funcionarios de segundo nivel que hayan aprovechado obras del pueblo para enriquecerse y extorsionar a las compañías, que les caiga todo el peso de la ley, el máximo posible, porque traicionan al pueblo y ensucian obras que son en favor del pueblo".

El expresidente de Perú, Alan García, quien mandó entre los periodos 1985-1990 y 2006-2011, anunció, a través de su cuenta de Twitter, que se presentará mañana ante la Fiscalía de ese país como testigo sobre la construcción del Gasoducto Sur Peruano del gobierno de Ollanta Humala, en 2014.

Respecto a ese tema, García insistió en que ese fue un proyecto aprobado fuera de su mandato y que fue modificado respecto al plan original para ser "sobredimensionado" y para favorecer a las empresas operadoras a un alto costo para el Estado.

"No tengo nada que ver con eso, a mí no me metan en la pandilla de los ex presidentes", agregó García tras dar su testimonio a la fiscalía, que investiga la concesión de un gasoducto en el sur de Perú.

Otro fiscal anticorrupción, Hamilton Castro, allanó la casa del expresidente Alejandro Toledo el pasado día 4 para reunir información que sustentó el pedido de su detención preventiva, a raíz de la denuncia de haber recibido 20 millones de dólares en coimas de Odebrecht para la construcción de la carretera Interoceánica.