EU vive hoy "Un día sin inmigrantes"

Ajustar Comentario Impresión

Aunque aún no se tiene un estimado del impacto económico y de la participación en la jornada de protesta, un recorrido realizado por Notimex fue evidente un descenso en tráfico de vehículos en Los Ángeles.

Las redes sociales fungieron como el medio en el que se promovió un paro de labores entre los migrantes que conforman la población en EU, al que se unieron ciudades como Washington DC, Maryland y Virginia.

Un hispano, quien solo quiso identificarse como Roberto, declaró que "la idea es que ningún inmigrante salga de su vivienda, vaya a trabajar, compre gasolina o salga de compras, ya sea en establecimientos comerciales o incluso por internet". "Tambien mis hermanitas me enseñaron que en su escuela faltaron muchos niños", agregó.

"Voy a emitir un nuevo decreto en la próxima semana que protegerá nuestro país de forma amplia", dijo Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Para la abogada de inmigración Alexandra Ribe, de la organización Immigrants First, las políticas migratorias de Trump no son claras y solo pueden agravar las tensiones entre las comunidades migrantes que ya existen en el país. Fotos y videos circulan en redes sociales.

"Los inmigrantes hacen de Estados Unidos grande de nuevo", dijo en el anuncio de cierre. "Los empleados participantes en el boicot recibirán su salario", aclaró.

El programa de Acción Diferida (Daca) ampara a 750,000 jóvenes que llegaron a Estados Unidos siendo niños. El llamado de la comunidad es no ir a trabajar, ausentarse por un día, como en la polémica comedia del director Sergio Arau, A day without a Mexican.

"Venimos a hacer algunas compras porque necesitamos dar comida a nuestros hijos pero si no, no hubiéramos venido, pero sí apoyamos a todas las movilizaciones que se hagan a favor de los inmigrantes", añadió.

Afuera de Home Depot de Pico Rivera, un grupo de trabajadores indocumentados que ofrece sus servicios de jardinería se quejó de que desde que inició Trump, su trabajo ha descendido de manera notable.

"A Trump le decimos que somos gente humilde, que tenemos familias allá y aquí y a quienes tenemos que mantener y queremos dar un mejor futuro, queremos respetar las leyes, no queremos quebrantarlas, queremos trabajar, queremos una amnistía para pagar impuestos, queremos algo serio, algo derecho", expuso.