Zidane tiene un plan invernal

Ajustar Comentario Impresión

El técnico del Real Madrid pretende evitar por todos los medios el peligro que acecha al Real Madrid tras las vacaciones navideñas. Para evitar la maldición de Ancelotti, Zidane ha preparado un plan que mantenga al equipo blanco con el mismo ritmo frenético con que han iniciado la temporada.

Pintus como remedio al bajón post Mundialito

Zinedine Zidane quiere evitar a toda costa que su plantilla se desinfle tras haber realizado un impresionante inicio de temporada. El Real Madrid actualmente ostenta el liderato en la Liga (con tres puntos de ventaja sobre el Barcelona), está clasificado para Octavos de Final de Champions League y de la Copa del Rey, es decir, se mantiene activo y con más que posibilidades en todas las competiciones que tiene abiertas.

Además, despide el año 2016 con un impecable palmarés: el Mundialito de Clubes, el título de Champions League y el de Supercopa de la UEFA. Para 2017 se presentan como un equipo a batir en duelo, al sumar la friolera de 37 partidos seguidos sin perder (11 del curso pasado y 26 de esta temporada). A esto hay que sumarle el título a nivel individual de Cristiano Ronaldo que ha conseguido su cuatro Balón de Oro.

Contando con todos estos logros el Real Madrid no debe relajarse, porque podría perder su dominio demasiado fácilmente. Por ello Zidane ha preparado, tras los ocho días de descanso navideño, una suerte de minipretemporada con un plan físico a cargo de Antonio Pintus, un exigente preparador italiano que mantendrá a raya a la plantilla y, sobre todo, preparada para la Copa del Rey y la Liga en enero y la Champions en febrero.

Evitar el error de Ancelotti

Zizou tiene muy presente la experiencia que vivió Ancelotti en su segunda temporada entrenando al Real Madrid (2014-2015). El equipo merengue por aquel entonces ganó el Mundialito de Clubes en Marruecos y cuando volvió a escena después de las vacaciones navideñas y tras realizar un partido amistoso en Dubái, ya no eran lo que eran. Los de Ancelotti perdieron el liderato en la Liga, fueron eliminados de la Copa del Rey y naufragaron en la Champions League. Todo ello le sirvió a Ancelotti para salir escaldado del club merengue. Zidane, decidido a aprender de la experiencia y no cometer errores, ha planificado cada minuto de la vuelta al ataque.

Los comienzos blancos del 2017

El Real Madrid vuelve a la Liga el sábado 7 de enero con un partido más que sencillo, recibirá a un Granada de finales de tabla en el Santiago Bernabéu. La jornada 18 le llevará ya a jugar a domicilio en el Sánchez-Pizjuán contra un empoderado Sevilla, actualmente tercero en la tabla clasificatoria.Además, tiene que disputar el compromiso ligero aplazado en Mestalla. Con respecto a la Copa del Rey, los de Zidane sabrán quien será su próximo rival este mismo viernes, y el abanico es tan extenso que va desde un el mismísimo Barça hasta un equipo de Segunda B. En Champions League recibirán al Napoli el 15 de febrero, partido para el que hay disponibles apuestas por internet.